You are on page 1of 16

Archivo de poesías de

www.elrincondelcantautor.com

Año 2005
Versos de cristal bajo la luz débil
cantan lloviéndose iluminados
sobre la alfombra de polvo estéril
esperando en tu olvido golpeado.

Palabras que van versando una vida


besando momentos, luces tendidas
en tu pequeño jardín de estrellas
donde habita tu amor, la flor perdida,
el mirar el mundo así, como un poeta.

Y mientras yo, expirando suspiros,


temblando en el lago de la ternura
contemplo nuestro tiempo perseguido
y sueño en tus ojos, me hundo en lunas.

Cuantifico tu ausencia en infinito,


eternizo recuerdos de un ayer:
éter sobre suelo destruido
por esta guerra del querer.

Antonio de Morón y Paco de Osuna

Reclame nombre quien no está seguro


de ser aquello que el diploma dice
mas, premio no hay que el arte garantice
por ser él mismo grande, noble y puro.

Porque a quien Dios donde premio tan bello


jamás de Dios, reclama ser graduado
cartón no ha menester, papel ni sello
ya que de ello está más que asegurado

Adolfo Mejía
IMAGINACIÓN

Es tan extraño,
estoy aquí con mi mente
de la forma mas tranquila,
sin ninguna preocupación...
pero ¿ porque ?, porque pasa eso...
¿porque la belleza de repente puede desaparecer?,
¿ porque así de la nada?;
¿ porque estando en el lugar mas hermoso y tranquilo puede cambiar ?,
¿ lo has sentido?,
no se la respuesta, es indescriptible...
pero también es irónico;
así como puede despojarme de las cosas mas increíbles,
me abre nuevos mundos
donde no se sabe cual es el principio ni el fin,
donde los limites uno los pone
y la templanza nos nace del corazón.

Sintiendo un cambio tan repentino,


que uno ni se da cuenta...
hasta el final del camino,
donde todo se reduce en una sola cosa,
las respuestas, la sabiduría,
el destino, las preguntas,
representado en una misma palabra.

Pasando por muchos de nuestros miedos,


por nuestras alegrías,
cruzar nuestra infancia,
recorriéndola de tal manera de no vencer,
porque de nuestra lucha,
y nuestra propia mente,
depende el encontrar lo deseado .

Elena Macías
Verso, nos hablan de un dios,
A donde van los difuntos.
Verso, o nos condenan juntos,
O nos salvamos los dos!
José Martí

Verso sencillo, mi amigo y hermano,


cual sinsonte callado, espero,
tú, aroma de azul tempranero,
que tienda a mi corazón una mano.

José, padre de tanto provecho,


en mi oído resuena tu canto,
Cuba entera te tiene cual santo,
mas, te leo, y te siento en mi lecho.

Si os condenan a ti y a tu verso,
estarán condenando los sueños,
de pobres que viven entre dueños,
por un promiscuo y engañoso cierzo.

Esclavitud, por el hambre y el techo,


con patrones de tierra y dinero,
mundo que es vil, cruel y carcelero
que no detiene su rumbo, maltrecho.

Ese dios, al que te nombran primero,


que pregona perdón al espanto,
adormece la conciencia tanto,
que el pecado es un común compañero.

Si tu vieras, José, hoy este mundo,


Comprenderías este, mi puñal,
brota en borbotones de mi moral,
y por el cual el verso desenfundo.

Martín B
Éxtasis que en el nombre de alguna deidad antigua
convierte mi cuerpo en templo consagrado
desfilan con antorchas por todas mis esquinas
temblores que traen sacrificios y regalos.

Tiemblan las piernas y es la cabeza


salón de baile para duendes hechizados
que en sus vueltas y frenéticas danzas
rompen las paredes y los adornos pintados.

Ojos que pierden la noción de la distancia


que ni enfocan, ni ven, las luces los engañan
como todos los sentidos: no son de confianza.

Y un corazón abierto que al encontrar su pena


no sabe si se castiga al romper sus cadenas
porque solo sabe llorar cuando el lícor lo quema.

Mario Agrait Rodríguez

Ya te hará saber la experiencia,


todo lo que realmente importa,
el puñal de la vida siempre corta,
y jamás tendrá clemencia,
valorarás toda advertencia
que por ti te di en el pasado,
querrás a alguien como yo a tu lado
y tendrás soledad como sentencia.

José Epifanio Hernández Sánchez


MADRUGADAS

En las madrugadas es más fácil verte


vienes del pasado, voy rumbo a mi suerte
te recorro toda, todos los caminos
de tanto soñarlos, los he recorrido.

En las madrugadas, cuando me desvelo


volando contigo yo sueño despierto
te beso de nuevo, te beso despacio
los trenes no parten, te tengo en mis brazos.

En las madrugadas es más fácil verte


vienes del pasado, voy rumbo a la muerte
de solo soñarte, de nunca tenerte
de solo soñarte, de nunca tenerte.

Miguel García

HIJOS DE LA CALLE

No de mí, Señor , que madre cual ninguna he tenido,

ni faltó el tibio nido los consejos de mi padre.

Sólo acuérdate de aquellos tantos niños de la calle ....


Toda indiferencia a la calle, vuelve tus ojos a ellos.

Yo que todo lo he tenido a pesar del mundo avaro,


por el necio desamparo, ¡hoy de hinojos yo te pido!

Con tu luz alumbra el sino de los hijos sin hogares,


pues son suyos los pesares, y es ajeno el destino.

Que hace frío, y es ya tarde, y es la tarde amargo vino,


y aquel oro vespertino ¡ya carmín tornó en la tarde!

Matias
MAR

Vives en mi pensamiento,
obsesionas mi sentido,
espantas mi admiración,
enloqueces mi retorno.
te busco a dos pasos de mi música,
te escondes a tres vuelos de ave
y un salto de presunción.
busco tu fin y me muestras el cielo;
te doy la espalda y mojas mis labios,
tomo tus manos, tus pies
y sigues mis huellas.
cojo contigo la risa y
me devuelves la ira
entonces, abro mis brazos
se consumen con el sol
y grito: ¿Quién fuera mar?

Asaf Salathiel Sánchez Bautista


Siempre buscó una rica vida,
sin buscar más gloria que vino y oro;
pero en el camino áureo encontró
argenta de papel, pobres tesoros.
Aquel día las grises nubes rostreaban
y pálida la luz pintaba sombras,
el eco se llamó conversación
y el silencio se llamó congoja.
Para la tristeza siempre hay tiempo,
así que regaló una sonrisa:
cofre de oro, felicidad del pobre
que llena almas como una dulce brisa.
Mi camino ha sido inútil le dijo,
me alejaré ahora de lo superfluo,
¿qué me dan ellos?Me persiguen: nada,
cáliz vacío de un todo perpetuo.
Me pidieron aplicar la razón
pero yo me llenaba de espíritu
y quiero que me muestres la locura
que llevas dentro cantándote, Vísinu.
Quizá fui valiente ante lo real
y, torpe, fui cobarde por quimeras
es tarde, cierto, pero ahora lo sé,
así que viviré a mi manera.
Gracias por reír, por llorar, amar
gracias por llenar de versos esta vida,
por la verdadera áurea luz
que me ensancha el alma, arma mía.
Ahora sé que hago camino al andar
y que mis pasos son andar de hombre,
hombre neonacido y recuperado
a la libertad mayor de ser pobre.

Antonio de Morón y Paco de Osuna


Siento frío
no me pidas que abrace el silencio
quedarán las brasas de un fuego.
Siento frío
porque se desvanece el calor de tus manos,
no me pidas que me entregue al vacío.
Y tengo frío
cuando dejas tan sólo tu sombra
y eres algo que nunca serás.
Habrá tristeza, lejanía, nostalgia
y demás naufragios, al otro lado del mar.
Tanto frío..
Cubriré de arena tu ausencia,
de chocolate y amigos,
más quedará el compartir sin rumbo,
tan de nadie, tan sin ti, sin sentido.
¿cómo haré sin quererte?
Siento frío.
Tendré que borrarte las huellas
construirte un recuerdo
abrigarme de otros.
Tendré que aferrarme a la brisa
que aún no viví
Creer que mañana es un mundo habitable
buscar horizontes
pensarte feliz.

Bastará con saber que te quise,


quedará que decida la vida,
que otro viento me cure este invierno,
que me presten las alas de vuelo.

Belén

En el cementerio pasean muertos,


caiga la noche o se alce el día.
Seguirán siendo únicamente recuerdos.
Pero yo no los olvidaré, aún queda un todavía
y algún que otro porqué

África Baobab
Quiero ser arena entre tus dedos
y escaparme cuando quiera,
cuando me lleve le viento.
No quiero esperar esta p
primavera
que no llega y que no vuelve
de su viaje le espera
una niña; hundida la cara entre sus manos
que asume la tristeza como vida
y la acalla susurrándole otro llanto.

No seguir pisando hojas,


ni pateando piedras,
mirar relojes con cara de pena.
Que el tiempo no existe,
pero se mide por canas en la cabeza,
arrugas de la experiencia.

Marián

SONETO EN JEREZ DE LA FRONTERA

Ese sabor a corazón salado,


dónde mi triste soledad se queda,
ese perdón y el miedo que ha quedado,
con su aguijón, clavado en mi mirada.

Ese encontrar mi hogar en cualquier lado;


allá donde me ofrezcan posada.
Esa mujer, sentada aquí a mi lado
y la guitarra, añeja y descarriada.

El humo que se palpa en el ambiente,


las palmas que aligeran la espera,
todas iguales, todas diferentes.

Un billete de ida en la cartera


a un lugar donde siempre es presente:
un tugurio de Jerez de la Frontera.

Moisés González Hidalgo


Y DESPUÉS

y después:

vivir cómodamente sobre el otro


sentir a flor de piel lo que se siente
pensar entre las sabanas que
la muerte esta muy lejos y después

crecer ahogando llantos


sin tener como llamarte
olvidarnos de tocarnos
ver nuestra decadencia y después

no se tratara de si quiero o no
sino de que pasara con nosotros
cuando nos pase la vida
que quedara nuestro para nosotros dos

aislados en mini mundos


solo a un metro de distancia
no soportaremos nuestra presencia
como no soportaríamos la soledad

y después de las ganas y después del respeto


construir con desgano solo un mejor morir
construir compañía como un trabajo
y después del después resignar el vivir

Julio Pieroni
SONETO PARA EL RUIDO QUE NO DEJA HABLARNOS

Un estrépito de violín o viola


enmudece tu voz viva y amarga,
yo prefiero el sable de tus palabras
a no escucharte y que te sientas sola.

Un preludio desafinado a piano


es el rumor que nos separa ahora,
necesito escucharte a todas horas
y en vez del oído, usaré mis manos.

El ruido no separa nuestros cuerpos,


quizás las almas, pero el cuerpo no,
y así… procuro hablarte con caricias.

Mis manos, como barcos en tu puerto,


encallados, a orilla de mi voz,
te nombrarán y te sentirás viva.

Javier R. Díaz - elhombrequenoteniaabsolutamentenadaquehacer@hotmail.com


GRANDE

Derramo mis llantos ración por maceta


hundo mi barco y vuelvo en patera
escupo sus besos con furia y con fuerza
mi escudo y mi casco se rompen y agrietan

Empapas mis manos de lágrimas secas


hundo mi pasos, los clavo en la arena
no escucho el refugio que tienes princesa
pa hacerme creer que merece la pena

Picas al viento y vuelas al aire


peor sería asustarte sin razón

Lanzaré al cielo una flecha y que llueva


¿qué es un día triste sin sus nubes negras?
corto su fuerza, su negra melena
me hace mas indio, me cubre de cera.
Pico en la cuadra la yegua que esparce
estiércol formándose al aire y al calor
Te haces distante en un solo instante
mejor pues no me quiere nadie, salvo yo.

Arrugo mis mantas, caliento mis venas


intento dormir mi cabeza se espesa
absurdos recuerdos, ansiadas maneras
quisiera encontrarme me perdí por ella

Parece que arde mi bosque en tu parque


no puedo apagarlo se me hizo tan tarde
espero que al menos si cesa la hoguera
esparzas sin prisa cenizas a ciegas

Fernán Hidabe
CARNE DE CAÑÓN

Para carne de cañón


nos ha parido la vida
Una bestia bruta
que devora alegrías.
Hombres hechos de barro y sangre
secándose a plena luz del día.
El tiempo se escurre licuado
entre dedos y consignas.
Deseo que vuela con la brisa.
Almas indigentes
de plaza en cobijas.

Eco taciturno
de ladrido en pena.
Abrasas las paredes
de esta ciudad en espera.
Impaciente de amor
quitándonos lo que queda.
adoquines cubriendo
la historia verdadera.
Suburbio laberinto
albergando mentes enfermas.
Hija de un país temeroso
de convertirse en estrella de tela.

El ultimo de los cielos


muere en tus paisajes.
Tus tierras indiferentes
alimentan a inocentes y mártires.
Calamidad melancólica
de seguir adelante.
Llanto que el río de La Plata
limpia con besos amantes.

Ezequiel Nehuen Hourmilougue


Son alumbradas las calles
con un espejo zurcido con retales de cosas rotas.
Ve la soledad de las luces de gasolinera de madrugada.
Ve lo que hay detrás de un payaso
que hace olvidar pero nadie le recuerda.
Es capaz de ver las tristezas de las pestañas
que no llegan donde se cumplen los sueños.
Crecen. Y pasa el tiempo, y se acumula polvo en cicatrices abiertas,
y siguen los días y cementerios y partos descubiertos.
Diez mil de tanto... Si te metes en esos números...
Tal vez todo esto no tenga ningún sentido,
o tal vez lo tenga.
Refleja pies gastados que pedalean en la ciudad que duerme.
Refleja hogares de cartón, casas ocupadas que encantan almas
a las que quemaron promesas.
Bares de nunca-jamás, con soledades que se buscan en un mar de ginebra,
quizás más sentidos que los palacios de agua clara.
Refleja ancianos con los brazos arqueados, encorvados hasta arpegiar las horas.
Refleja palabras, poesía y pena. Refleja palabras, cañones ciegos sin culpa.
Refleja palabras. PALABRAS.
Quimeras descritas que esconden mentiras, tierra, edades huecas, versos, alguna sonrisa.
Esconden niños arrancados que siguen viviendo sin estar vivos. Sumergidos.
Adultos que han moldeado lágrimas de barro en el vientre.
Esconden muñecas de porcelana
con los ojos oxidados por aquel día que sigue.
Esconden búhos con guitarras del revés, y un oso
que abraza dos corazones entre sus manos sin uñas.
Esconden cartas asfixiadas, bancos permanentes que señalaron un adiós. Un hasta siempre.
Esconden un año mudo que abrasa la memoria y las noches a solas.
Te esconden a ti.

Y ya ves,
ahora es ayer siempre.
Y no corren las agujas del sol, y no cae la arena, y no cambian los cuadrados,
y recuerda demasiadas cosas malas.
Y le asalta la duda de estar vivo.
Y sigue observando.
Pero qué más da si lo ve o lo refleja o lo esconden.
Qué más dará.
Qué más da si es espejo, o es mundo, o es vida.
Qué más da, si son ecos de lo hecho.
Tal vez todo esto no tenga ningún sentido,
o tal vez lo tenga,
o tal vez...

Alguien cansado de no poder olvidar

Related Interests