You are on page 1of 17

NÚMERO 9/ 1992 850prm.

rchipiélago DF,LA CULTUTTA


CUADE,fu\ÜSiJE,CTTTT1CA

LA rLUSIóxDEMocnÁrIcA
NOAMCHOMSKY. Lailusiónnecesaria/TOMÁSBÁÑeZ.Laincreíble levedaddelserdemocrátF
co/CORNELIUS CASTqRIADIS. de occidente/
El descalabro Soberanía
Gl0R9!9.49A1,1_B_E_ry..
JESÚSIBÁÑEZ.
clandestina/ perosinel pueblo/
Nadaparael pueblo, XAVIER.BERMUDEZ. Abs-
¿paraqué?lAGUSTíN
tención, Cmbíl Cll-VO.ContralaDemocracia/ MARTIN-MIGUEL RUBIQ
eSf¡AlÑ. O Padidoso Democracia/ DOMINGO CABALLERO. delpodery el poder
Lospasillos
delospasillos/
ELPAPAGAYO VERDE.

civil.Notas
Elsilencio política
sobrelaescritura enPeterHandke.ANNAPOCA/ El
hombrey elniñ0.MIGUEL MOREY/ MartinHeidegger o elpensamiento
comoactivi-
dadpura.HANNAH ARENDT/ Losviajes, lasmigraciones.
la escritura, Entrevista
fronteriza
entre CLAUDIOMAGRIS y JUAN OCTAVIO PRENZ.

EditorlalArchipiéla
ggtt
r::,lr;1l¿*

':;,
-;
.t ', -¡ .: :
-:4-:
N..9 / 1992 850 ptu
.

A::hiP.:il*$*
: Éi}:. i

,.;;:*$
'*é{i
.i.;ir:i?:ill
....':.).'lti
.,t,i:*g
.:9j':lii.g
9 ELDESCUBRIMIENTO
FemandoAlva¡gz-U¡ía
DELGÉNERO HUMANO LOS\']AJES,
..........................................
3 Convenación
TAESCRITURA,
&onteriza
LASMIGMCIONES
entreClaudio
Magris yJuan
Octavio Prenz ...................,.,
i17
MATATESTAYTA COCAÍNA
E¡ricoMalatesta 5

"ELPESETA',
Mateo
Seguí........... MARTINHEIDEGGER
O ELPENSAMIENTO
COMOACTMDADPUM
ESPAÑAYSOCIEDAD Ha¡nahfuendt .................
.126
Emmiinuel
Liz¡¿¡o

SERHORTEMESPECADO
Sáez
Javier
PA]SAJES
SINVOZINTERIOR
Já.GonzilezSainz ..........,,.,
136
Auidmas
ínümw
LA ILUSIÓN DEMOCRÁTICA Navarro
Justo

LAILUSIÓN
NECESARTA LAAPUESTA DESTEINER
. Crup de NoamChomsky 13
................... Gabriel
Juan LópezGuix......................................
138
: :.tzaf UnA
. LIBROS Enelcatilltd¿Barba
Azuly Presencias
reabt
LAINCREfBLE DELSER
LE\€DAD George
Steiner
DEMOCMTICO
ILUSTMCIONES: TonáslbáiEz ...,...................
37 PAMLE,ER YRELEERAHEMCLITO
Ext¡udx delaisioni laline d¿ll600d¿ll'l:tinn Swr Onob
BenincaadeNápoles.
Culos Ga¡cía
Gual ...............
139
lluuacióndecubierta y 'Cupen"de:JambdeGhelm{l 562-
ELDESC,q]ÁBRO
DEOCCIDENTE RazinComún
1629),Esndiofu nuaebwnt Comelius ............................................
Castoriadis 44 ,\ustínGarcía Calvo
coNsEJo
DEDrR-ECCróN:
J,A.Gonzila Sainz,Emmánuel Liruo, TonásIbáñe. SOBEMNÍACLANDESTINA
COORDINACION:AnaMuia GonAe. GiorgioAgarnben .-..............
t6
REDACCIÓNCATALUÑA RmónA¡dJés,IRaKiGach,
MateoSegui,Jum GabrielLópa Guix,Jum Manlne Alier,
EnriqueSmumaia,Rosendluqués. PERO
NADAPAMELPUEBLO, SINELPIJT,BLO
RIDACCION BALEARES: IgnaciodeUorens. Ibáñez
Jesus ..........................
59
RIDACCION MADRID:JuliaVuela,Xaüu Bomúds, Alicia
Manína Crapo, FernmdoAlvaq-Uría, habeiEscudero, José
MmuelNrrydo,JaviuSáa,Jm Merinero. ABSTENCIÓN, QUÉi
¿PARA
RIDACCION ANDAIUCIA: EmilioGucíaViedemam. Xavie¡Bermúdez ..................
68
RTDACCIÓN?AÍSVA]-ENCIANO:MateoGmón.
RXDACCIONPAfSVASCO;Txemaium¿, TxemaLans.
COLABORADORES: CONTMLADEMOCMCIA
AgurinGrcia Calvo,Irmk Mintz,MiguelMorey,Félude Agustín Calvo
Gucía ...........71
- - -----------a Azúa.PaulRrcoeu.Crlos leregrinOtero.tmd¿ciónAurom
Intemitente,FeránLobo,AngelManlnu Salm,Toni

1
Cmyells, futonio Lscohotado,
Rot¡autFischer,AndrésSá¡ch¿ O PARTIDOS
O DEMOCRACIA
Pmcual,MercedqSorimo,PedrcAnocha, Nom Chomsky,
Manín-Miguel Fsteba¡
Rubio ..............................
86
BixenteSermo Irco,Ernet Vid¡l Clavé,Vctor Mo¡e¡0.

DISEÑO DELPODER
LOSPASILIOS YELPODER DELOS
Lania
PASIILOS
I
I
?lzueladelComejo,3, 4o.31001Pamplona-lruia
LOGOTlPO Domingo Muáoz..................................
Caballero 89
E ToniCmvellc
FOTOCOMPOSICIóN, IMPRfSIÓN
......................................
ELPA?AGAYO\TRDE 99
I
I
YENCUADERNACIÓN
Forocomposición
Suñer
C/ Ter,18.08026Bualona
I D.L.:B-15.500/92
ISSN:0214-2686
a EDITA
{ ELSILENCIO
OUL. NOTAS
SOBRE LA
Eaito;.ld.lipiotu¡1tf, ESCRITUMPOilNCAENPETER FTANDIG
.
PUBLICIDAD
REDACCION, YSUSCRIPCIONES:Anna
Poca 102
............................
AparadodeCoros,n.o174
08860
CASTELLDEFELS (Baalom) tuchipiélago:
Tfno.:931
2269276 ELHOMBRI,YELNIÑO "Conjuntode islasunidaspor
ha ¡eüsta
esmiembro
deASEI. MiguelMorey ......................
111 aqu€lloque lassepara"
. :-::3 iurado'
CARPETA

tf

Uontralademocracta
AcusrfN GARCÍACArvo

S. trat" d. hablar contra la Democracia,porque simpiementese


entiende que eslo único que hay' lo único que-seve'.en el sentldo
á. ot..tiot"r" otr" forma de organizacióndel poder estáde al-
*ü --.á destinada a concebirsecomo una.aProximación a
no
E i" o". hoy, aquí, padecemos.De forma que todas las demás
;;; fu qu'. péfig,.,.".ioneso aproximaciónes a ésta'Fs la única
,.¡rf".,J t Ii úniZ" ,r.rd"de.". -Értr.no sólo democracia' sino de-
Áá.r".i" la más avanzadademotecnocracia'recnodemocracia o
que
.á-o qn..¿it llamar a esto que padecemosen todos los palses
oor e[ó mismo sellaman desa¡rollados.
Arhipiélago / 9
71
CARPETA

En estesentido se dice que es la única forma de poder que nos


toca y, por tanto, la única contra la que merecela pena hablar. Ha-
blar, que eshacer.
Nohay más que una fo¡ma de poder: es ésta,la más actual y la
más perfecta. La gente de los paísesque todavla no han llegado a
esto,la gente de los paísesque ellos llaman insultantementede te¡-
cer mundo (a pesarde que en este momento no se sabecuál es el
primero, ni el segundo),no pueden, estáncondenadosa no poder
aspirar a oÍa cosamás que a esto mismo, de forma que es inútil
que seintente contar con los ciudadanos,ios pobladores,las gentes
de esospaíses,porque toda su aspiraciónserállegar aquí. Hasta los
estudianteschinos, por poner el casomás extremo, bien se conten-
tan los representantesdel Capital y el Estado progresadode ver
cómo también ellos, al rebelarsecontra la forma de poder que les
toca (porque, naturalmente, ¿contraquién va a rebela¡seel pueblo
sino contra Ia forma de poder que a cadapueblo le toca?),se rego-
cijan y se frotan las ma¡os al ver que, al rebelarsecontra ello, caen
inmediatamente en la trampa de aspirar a esto: lo que quieren es
esto que sellama por aquí libertad, democ¡acia.Es triste, pero hay
que decirlo, por si acasono se oye así de claro a travésde las nod-
ciascue los medios de formación de masasos ofrecen.Y asl en to-
dos lós demáspalses.En estesentido, espues verdad que esto es el
poder real. Esta esla constitución-organizaciónde poder única que
nos toca. Entre otras cosas,1ospaíses,estosque llamamos desar¡o-
llados, cuentan también con una invasión de inmigrantes de países
de los ouos sitios, que no han llegado todavla; inmigrantes, secto-
resespecialmenteavispadoso desesperados de esaspoblacionesque
se lanzan aquí, sin más, para participar más pronto en la maravilla
del desarrolloy de la economíade una tecnodemocracia,dando lu-
gar a los conflictos que todos conocéis,con motivo de Ia inmigra-
ción, y que no son accidentales:forman, segúnla descripción que
hago, parte del sistemamismo, también esosconflictos de inmigra-
ción v demásoue tan de cercanos tocan.
Si alguien, todavíahacecinco años,era tan ciego que podía pen-
sar que habla dos formas de dominio, aunque seacon mucho re-
t¡aso, habrá tenido ocasión de comprobar, en ios últimos cinco
años, que también eso era mentira. Que el Estado-Capital que se
vendía en los llamados entoncespalsesdel Este era de verdad, ya
hace mucho tiempo, la misma cosa que el Capital-Estado que se
vende en los paísesdel Oeste (aunqueen estemomento, por cierto,
y si nos acordamosdelJapón, no hay Dios que sepadecir qué quie-
re decir Estey qué quiere decir Oeste,io cual es bastantesignifica-
tivo: la cosaes única y global). Evidentementehacefalta estarmuy
ciego para no habersedado cuenta, por lo menos haceveinte años,
desdeque entraron los automóvilespersonalesen Rusia,de que era
mentira lo de la guerra fría, lo de la coexistenciapaclfica. En suma,

Arcüpülago / 9 7)
CARPETA

ia idea de que había dos. Pero bueno, por lo pronto, la rendición


declaradade estosúltimos años ha deiado las cosasm:ís claras.No <Seguir hablando
hay más que una cosa:y Estado-Capilal es1o mismo que Capital- contra las dictaduras
Estado,y lo era desdehacemucho tiempo. Por esoespor lo que srn esuna eqaiaocación
distingos podemos hablar contra la democraciacomo rlnica forma sangrtenta>
de poder que nos roca.
Fijaos bien que, cuando pienso que esro es lo único real, estoy
haciendo implícitamente una crítica de cualquier otra forma de re-
belión,de denuncia,de oposición otr"s fo.rnr, de poder arcaicas,,,5ólo haX un pod¿r
"
pasadas.Esta crítica tiene mucho fundamento, incluso también en contra eI que se
los círculos llamados anarquistas.Es una desgracia,también endé- puede bablar: éstede
mica, con la que venimos cargando desdesiempre: nos encontra- aquí ahorb)
mos siempreluchando contra fanrasmasdel poder del pasado,fan-
!
tasmasdel poder de haceveinte, cuarentao hacesesentaaños.Esto
no es una mera equivocación,seguir hablando conüa las dictadu-
ras, seguir hablando contra las fórmas de opresión de la libe¡tad
personal. No sólo es equivocación, sino quá es una equivocación
sangrienta,Es en cierto modo un crimen contra el pueblo. Cual-
,
quiera que se distrae hablando de esosfanrasmasde un poder que
ya no esel poder verdaderoestáhaciéndoleal pueblo un fl".o ser-
I
t
vicio. Está contribuyendo al engaño, porque cualquiera que habla
t o entretiene hablando ace¡cade dictadu¡asdel pasadoo del tercer
mundo, acercade formasde dominio másarraádas.esrásugirien-
do por lo bajo que, en cambio, éstaque renemosaqul es la desea-
ble, que esto de la democracia,de ola libertad mla termina donde
empiezala libertad del prójimoo, y todaslas dem¿ístonterlas enun-
ciadasdesdela Revolución francesapúa aci,,esro es lo bueno, y
esto eslo que merecesost.n.rr. y porio que mereceque luchemoi,
no sólo nosotros,sino 1osnegros,los chinos y los indios.
Se está contribuyendo coista¡temente a ;ste engaño y, en este
sentido, sin mucha exageracióndigo que estaequivocación es, de
a-lgunamanera, un crimen conüa el pueblo. Sólo hay un poder
contra el que se debe hablar. Es éstedé aqul y ahora, el que pade-
poder sólo semanifieita de
cemos.La eternidad de la maldición del -que
verasen sus fo¡mas más actuales,en las directamentese pade-
cen en la carne, y ésrasson las que padeiemos aquí; de difeientes
manetas;naturalmenre, los hay que somos muy privilegiados, los
hay que son muy desgraciados,los hay que esránen cárceles,los
hay que estáncondenadosa la prostitución,los hay que viven en
esoque sellama marginación, los hay que son inmigrantes, los hay
que... lo que queráis,pero todos padecemos,cadauno a su manera
y en su sitio,.estaúnica forma de poder. Estademorecnocracia,rec-
nooemocracla.
_ A mí, por supuesro,me interesamás la forma en que la padecen
los m:ís privilegiados.Está claro que acordarsetambién demasiado
de los desgraciados,de los espeóiaimentedesgraciados,y de los

Archipiikgo / 9
CARPETA

marginadosestambién una forma de engaño.Por supuesto,¿quién


no. ia a quit"r esteánimo, cristiano en e1mejor sentido' de aludar
al prójimo desfavorecido? Todo lo que se hagaen cuanto a movi-
mientos solidarios.para redimir a Proslitutas'ladrones,margtna-
dos. inmieranres,púesestará-uy 6i"n; sólo que esono tiene que
u., nrd" án la poiític, a Ia que piensanestardidicadosmuchosde
los que esráisaquí hablando-conmigo: esoes una cosaque, sin de-
-r.iado demérito, sehacepor caridád cristiana;porque realmente,
cuando te encuentraspor li calle a un desgraciadoque te pide di-
nero, lo más inmediato y contra lo que no tengo ninguna crítica, es
dárselo,si lo tienes, sin más; y desdeluego sabiendo que no estás
haciendo nada, ni bueno ni malo, que estássimplemente quit:in-
dote de en medio el problema de la manera que te resultamás rá-
oida v más Dractica.En estesentidodigo que rodasestasacclones
t'.r. Ér,án h..h", en nombre de -rtgin"dot o especialmente de
oprimidos, especialmentedesgraciados-, enfermosdel SIDA, reclu-
,á, p.n"l"i y demás, son có."s q,re deben hacercecon la condi-
".t
ción di saberque ahl no se está hiciendo nada. Son cosasque se
hacen porque ti, potqt. es como si fuera "natural" entre comillas'
Dieo "entri comiilas"^porque naturalezahumana no ha¡ pero bue-
no].stá esoque sustir;ye á l" n"tural.za entre nosotros,¿no?
Y luegoesiála politióa.La politicadel pueblo,que no tienenada
o.r. rr.r-.on eso.Y en la política del pueblo' el ataquees siempre
Jor el sitio en donde r.ádt uno, privilegiadoo no' el Sistemale
ioca.No sólo le toca,no sólole oprime' nó sólo le fastidia'sino que
también lo constituye .omo p.isona, que es el punto central de
esteolscurso.

Administrar la muerte

Porque,efectivamente,nadie selibra, y si uno no aprendea reco-


,ro.., qu. ,u. heridaspersonales son lasmismasde los desfavorecidos
y desgáciados,esrátámbién haciéndoleun flaco servicioal pueblo,
," .rtá .q.riuo"*do. Lo que yo padezraes1o mismo que padeceel
úldmo di los drogadictos'yde lós penadosy la úitima de lasprosri-
tutas.Es lo mismó. Naturalmente,i cadauno como le corresponde'
de estaúl-
¿Quées lo que uno padece,estédonde esté,por Parte
.i-"]o.-" dt democracia? Lo que uno padeceessimple-
"ui.tzada
mente la administración de lo que ellos administran, y 1o que ellos
administran, en una palabra,esia mue¡te' Lo que administra el Po-
der es la muerte. Fijaos bien, para que no nos equivoquemoscon
imásenessangrienras: no digo-queel Capiral ni el Estadose dedi-
or'reñ De vez
a 1", g,enl. áel pueblo' ni a eiecurarlas'
"."chipod"r
Jn cu".rdo lo h".elt, pe"roes lo de menos. No digo que den la
muerte:digo que la administran.Y ésreesel punco' yo creo' esen-
cial para eitender cuál esla forma del poder que padecemos'

Archipi¿lago/ I /+
-

CARPETA

Administrar la muerte ouiere decir convertir totalmente nuestra


vida, la de cadauno y la dé la gente, en dempo. Un tiempo conta- <Administrar Ia
ble, con sus números; al cual llamo muerte. Porque la única vida Tnuerteesconaertir
que merecería no llamarsemuerteesunavida que no Fueratiempo, Ia aida en tiempo>
una vida que no estuvieracontada ni en horas ni en jornadas,ni en
semanasni en años. De forma que la rlnica función esencialde Es- <Ni en l¿s capasmás
tado y Capital es que la vida quede convertida absoluramente,to- ^disminuido
priuilegiadaf ha
talmente, en íempo. Ia
Un tiempo qué, según el truco que todos padecéisy conocéis samisión al Tiabajo>
bien, se divide en tiempo de trabaio y tiempo de diversión. Los
dos son el mismo. É,steis un engaño i-pott".tt., en el que nadie
deberlaya caer.El tiempo de trabajo, en la forma más avanzadade
democracia,es literalmente un dempo de trabajo para nada. Esto
conviene entenderlo bien. Porque ellos nos hacen creer que hace
falta trabajar.Es evidente (y cantidad de gente desdehaceun siglo
o siglo y medio lo estádiciendo) que, desdeque se inventaron Ias
máquinas, no hace falta trabajar. No hay ninguna necesidadver-
daderade trabajar; pero con el progreso,con su decantadoprogre-
so ¿hadisrninuido en algo, en los palsesmfu desarrollados,en las
capasmás altas y privilegiadas,ha disminuido la sumisión al Tia-
baio? Al conüa¡io: ha aumentado. Ha aumentado en las capas
-á" b";"., porque cualquier trabajador u oficinista normal, que
vive en un subu¡bio de Barcelona o de Mad¡id, ademásde tener
que trabajar las sieteu ocho horas que trabajabansusantepasados,
tiene que trabajar otras cinco o seishoras conduciendo un chisme
o sometiéndosea medios de comunicación imposibles. De forma
que su jornada se convierte en una jornada de-doceo quince ho-
ras. Ni en las capasm:is privilegiadasha disminuido la sumisión al
Tiabajo, porque el señorito, el hijo del burgués de hace cien años,
por lo menos se suponía que no daba golpe, y que disfrutaba de la
vida, pero ¿quiéncoñosva a pensaresode cualquier hijo de ejecu-
tivo ni ejecutivo, si todos están condenados, más o menos, a la
misma especiede mierda? Si tienen que estar dedicados a com-
pr"r, lo mismo que todos, y si les coriesponde comprar un yate'
pues a comprar un yate, y, como lo ha comprado, a tener que
usarlo; y si les toca comprarse siete autos para la familia, pues a
comprarse siete autos, y después,como los ha comprado, tener
que usarlos.Es decir, igual que ei último de la cola, más o menos,
en sustancia.Ni Dios disfiuta de la vida. Ni en lo más alto, por-
que, vamos a ir por el camino del Esado: ¿cuáles la vida de uno
de esospollticos que hacen la polltica que aquí ho hacemos (por-
que aqul estamosjustamente haciendo la política que no hacenlos
políticos que hacen la polltica esa)?Imaginaos cuál es Ia vida de
uno de esospolíticos: tan esclavacomo la del trabajador del su-
burbio madrileño, que tiene que emplear cinco horas de transpor-
te. No es casi nada. Es la esclavitud.la de la burocracia, en todos

Arcbipiélago/ 9
CARPETA

sus niveles, en una demotecnocracia avanLada'Tiabajan mucho


más que susabuelos,por supuesto.Sus abuelos,aquéllosa los que
llaméan burgueses,y que, efectivamente, tenían también sus
ocupaciones, pero que por lo menosa [a gentt del pueblo,le.pare-
cía, mirando para arriba, que eran unos verdaderosprivilegiados,
- por lo menos ellos disfrutaban de la vida.
que
Réducción, por tantoJ en una mitad, de la vida a un tiempo de
trabajo para nida, un tiempo de trabajo que efectivamenteestá
.r."rrdo'ru, propias necesidadesde trabajai compietamente en el
vaclo, ya desdehacemucho tiempo. Ninguno de vosoüos ignoráis
(a lo mejor muchos de vosotros está empleado en ello más o me-
nos) que una de las industrias esencialesde la demotecnocraciaes
la de la creación de necesidades.Es la de la creación de nuevasne-
cesidades:no tengo que enumeraros las diferentes oficinas en las
que esose produci. Sln ella, sin esaoficina, sin la oficina creadora
á" ,ru.rr", necesidades,de renovación de necesidades,no habría
demotecnocracia.
Es, por tanto, puesJun tiempo de trabajo creadosobre el vaclo.
Evidentemente. iegún modeloi, como siempre, arcaicos, según
modelos de los tiempos en que había esclavos,en que habla obre-
ros de fábrica y niñoi en las minas de Inglaterra de hacedoscientos
años, cosasdé ésas.Siempre los fantasiras del pasado actuando,
oero de una manera destinadaenteramentea la faisificación' Hoy
iía el trabajo que hace uabalar a la gente es un trabajo inútil. Si os
ponéis un po.ó botd.. y mé decís{ue no serátodo inútil, os diré
q,t., b.r.t o, el99o/o, qué más me da. Todo el mundo sabeque con
ün 1% de lo que se tiabaja podríamos vivir' no voy a decir como
Dios, pero como los ángelespor lo menos, sin que nadie tuviera
necesidadde dar golpe ninguno.
La otra mitad delliempo, la de la diversión, no es distinto' sino
ei mismo, exactamenteef mismo. Se teme desdearriba que hubie-
ra un momento en que el vaclo a que condenan la vida se recono-
ciera a sl mismo, seiintiera como vaclo. De forma que Capital y
Estado seven en estetrance de que denen que vaciar la vida, lnte-
qramentesi pueden, convertirla toda en un demPo contado, Pero,
I mismo tiempo, que la gente no se dé cuenta de que le estánha-
ciendo eso.Esó es necesaiio.Para esosirve esencialmentela diver-
sión. Parallenar el tiempo vaclo que algunostodavla, de una forma
bochornosa,aún llaman tiempo libre. Parailenar el tiempo vacío;
con 1o cual se consigueque esetiempo vaclo siga tan vaclo como
antes,pero que encima, nadie se dé cuenta de que estávacío.
Losijemplos son a millares. La vida, nuestravida, estállena de
eso. Las horas que pasáiso que Pasavuestra tía delante de la TV
son un ejemplo. Seio pasacomo-Dios, ella. Os Io pasis. ¿Quémás
quiere eÍla que le soluóionentres horitas, cuatro horitas?¿Quévida
tiene que vivir más que ésa,una vida que es demPo: tres horitas'

Archipiilago/ 9 76
CARPETA CARPETA

cuatro horitas?¿De qué manera?;de la menos comprometida. Re-


cibiendo lo que la pequeña pantalla, invariablemente,por 1o me- <Mantener el tiempo
nos en el idea-lde Ellos, ofrece.Invariablemente.Donde no puede aacio...?ero llue no
aparecernada que comprometa esepuro consumo de tiempo va- se note)t
cío. Si no, el sistemafallaría.
Los muchachosy muchachasen la flor de la vida, diecisiete-die- nCada uno no 'oad¿ce
ciocho años,que sevan el sábadoa la discotecay que están obliga- ¿l p66l¿r: está
dos a estar.desdeque llegan a las doce, hasralas cuatro, hasta las constitaido oor É1,
cinco, hastalas seis,hastalas siete,a ver quién aguantamás.A ver
quién aguantam¡ís.Matando horas de discoteca.Es deci¡ sin que
absolutamentepasenada. Garantizado,con todas las garantíaspo-
sibles,que no va a pasa¡ nada; porque ningún sitio m:ís impropio
para que surja ninguna aventuraamorosa,para que surja nada dul-
ce ni bueno, que una discoteca.Puro ruido que 1ollena todo y lati-
dos de tiempo que lo está llena¡do todo. Quien estácumpiiendo
con esaley ofrece otro ejemplo de lo mismo: la vida ¡educida a
mero tiempo, tiempo vacío,y encima, en su mitad de diversión, un
tiempo vacío que no se deja sentir como ral. Porque, efectivamen-
te, si por un momento el aburrimiento de esetiempo vacío flore-
ciera,sesintiera, podría da¡ efectivamente,algo que podría llamar-
se levantamiento popular: una verdade¡adesesperaciónindignada
que selanzaracontra el poder.
Eso es la administración de la muerte, descrita en demasiadas
pocas palabras, porque podrla pasarme días y noches hablando,
-que es haciendo- para describiros simplemente lo que cada
uno de vosotros está padeciendo todos los días. Pues bien, si al-
guno de vosotrosdesconoceque lo que le pasacuando compra
un auto nuevo o cuando está delante de la TV, o cuando se pasa
la noche del viernes en la discoteca,esexactamentelo mismo-que
le pasaa los más marginados y a los más oprimidos, se está equi-
vocando. Está perdiéndosela ocasión de palpar de veras1o que es
el Poder sobre la vida y lo que podría ser alguna forma de deses-
peración liberadora de esePoder.

Esa mentira que es el Homb¡e

Lo que podría liberarseno seríani tú ni yo. Las personas,como


personas,son lo mismo que el Capital y el Estado, Ellos. Yo soy
Ellos, en esesenddo: antesos lo decla de pasada.Cada uno no pa-
dece1oque estoy diciendo que se padece.¡Qué coñosva a padecer
uno lo que he contado que sepadece!Si uno pareceque estáen sus
glorias,cuando secompra el auto y cuando ve la TV y cuando va a
la discoteca;si él pareceque no quiere nada mejor en estemundo;
si a él personalmentele pareceque estádisfrutando de la vida. De
manera que dejémonos de hipocresías.¿A qué coños os voy yo a
decir que yo personalmentesufro esro que os estoy diciendo? No

Archipiékgo/ 9
CARPETA

soy desdeluego yo el que lo sufre. No soy yo personalmenteel que


lo'sufie. Yo, por el contrario, estoy constiuido por ello, lo cual es
mucho mfu grave.A mí se me ha hecho asl. Sé me ha hecho un
cliente del Capital y un súbdito del Estado.Y lo soy lntegramente.
Yo personalminte,es decir, represenradopor mi DNI'. por mi
nombre propio, por mi relación que he establecidocon Fulana, por
mi localización én tal o cual sitio, por mi pertenenciaa tal o cual
nacionaiidad,por mi profesión,poi mi adscripcióna determinado
ouesto de tra6áio. Ese Yo, bien definido, personal,ése no tiene
ir"d" qu" sufrir áel Capital y del Estado:para éseestánde color de
rosa,abiertastodas las promesasde la demotecnocracia.
Como sesabeya, deide el evangelioque se predicó en el primer
país que entró por la demotecnocracia,los EE.UU. y cualquiera
ii..t. áetechoa aspirara lo más alto de la pirámide, cualquierapue-
de lleear a ser el más alto de los eiecutivosen el Capital o en el Es-
tado ó en las dos cosasjuntas, porque ya estamosllegando, en el
progresomáximo, a un sirio en el que el ser Presidentede los
bg.Úu. o Directo¡ de unas cuantascádenasde bancavienen a ser
la misma cosa,porque Estadoy Capital, en el progreso,seconfun-
den en lo mismo. Paracadauno persondmente'y con tal de que se
venda sin dudas, con la mayor integridad, está abierto esefuturo'
Está abie¡to el éxito en la vida. Está abierto trePar hastarnuy arri-
ba, hastalo más arriba que sepueda desearen la pirámide. Y esoos
lo estánvendiendo todós los días, en la TV y fuera de la TV Ese
ideal. Es una renovacióndel ideal de Napoleón: cadasoldadito lle-
va en su mochila el bastón de mariscal.Eso. Eso es en la tecnocra-
cia. En efecto,no son hipócritas en esoEstadoy Capital' de ningu-
na manera son hipócriias: Ellos de verdad tratan con individuos
personales,Ellos de verdad conflan en el Individuo Personal;y tie-
-rr.n
,"rorr., para confiar: porque sabenque el Individuo Personal
es íntegramentereaccionario.Que yo, en cuanto persona,no Pue-
do serátra cosamás que reaccionario.Es decir, alguien que aspiraa
los beneficiosde los que ha llegadoa tener una ideita, que, Por otra
parte, le han puesto, Ie han impuesto' Al-guienque aspira a üepar
in esapirámiáe, alguien que aspit" a un futuro,-alguien que.aspira
por.É¡ a[uien que aspiia a lá seguridad,en el amor o en lo que
"sea.
Es decir, íntegramentereaccionario,así es cada uno, sin excep-
ción. Yo, personalmenteyo, no puedo ser otra cosemás-que con-
servador ieaccionario, buscador^demi seguridad,buscador de mi
máximo beneficio personal.Por tanto, Capital y Estadohacenper-
fectamentebien en confiar en eseIndividuo, porque sabenbien en
quien
- confian.
Naturalmente, no selimitan a confiai en él: lo fabrican. Porque
ahí esráel secreto:no essólo que Estadoy Capital sehayan encon-
trado, desdeel comienzo de L Historia, bastantebien hecho este

/9
Archipi¿kgo
CARPETA

Arúi?i¿lago / 9
CARPETA

sujeto esencialmentereaccionario,sino que' como había.peligrode


o,,í. no todo, fueran así, o no fueran tan así cada uno de todos, y
o'o, ,"nto el aparatofallara, sehan apresurado,y en el m:íximo pro-
'n..ro..
sobre todo, a faÉricarlosasí: perfectossúbditos
áel Estadá,"p..irrran
perfectos clientes del Capital. Gente cuya vida no es
orra cosa,íniegramente,que trabajo inútil. que diversióncomple-
mentariav.o,iprru.nt, de los chismesinútilesconsiguienres'
Este Individuo que llega a entender, por beneficio-suyo, ese
ideal, es po. ,r'rpu.rio el Sujeto perfecto para Estado y.Capital' En
é1conftan. fllós, los politicastrós de alti arriba, también los ban-
oueros si se tercia, sueien[amarlo "el Hombre". Les gusta mucho:
.'l Hombr". Como antesos diie, no estábien hablar de pueblo; in-
clusohablar de genteesdemasiadovago: el Hombre'.El Hombre es
precisamente eü porqueríaque acabo-de describir'EI Hombre esel
individuo Personalperfectamenre constituido.
Eso eslo q... .tt á Estado,en el triunfo perfecto de Estadoy Ca-
pital constituiría las poblacionesdel mundo, 1o único que habría'
itoblacionesintegramenteconstituidaspor un número determina-
do de Individuor"Pe..onaler' Notad qué el hecho de que las pobla-
ciones constituidaspor Individuos Pérsonalesse puedan contar en
número de almas, no es ningún accidente:el número, el número
iusro al oue Esradoy Capital aspiranen sus estadisttcas' es lusta-
-.nt" I" ir,r"b" y el'sosténde la'unidady de-laindividualidad'
Si el ideal de h,stadoy Capital triunfara,,lapoblaciónhumana
no serlamás que esto;,r"trr.al-ent., repartida; repartida tal vez en
comDartimenios herederosde los actualesestados,compartimen-
to, bien contabilizadoscadauno de ellos; sustituible a 1o largo del
tiemoo de una maneraordenada'si esposible creciente;por el mo-
-".rio creci.nt.: la proliferación de Individuos Personaleses cosa
del Capital v el Estado en nuestrosdlas; continuamente viven de-
dicadosa la fabricación de más y más futuros compradoresde au-
tos y de televisores:eso se llama "niños que nacen"' Viven dedica-
dos'continuamentea eso,a hacer que se produzcan más y más In-
dividuos Personales.
Naturalmente ias instanciasde educación de los paísesdesarro-
llados estánbien dedicadasa Procurar que los niños que han naci-
do no sean,y desdepronto, no seanninguna otra cosamás que eso'
esdecir,másque IndividuosPersonales, bien cerrados.

Contra la mayorla

Ahora, frente a ello, lo único que hay que decir esesto:el hecho
de oue esténconstantemente,y también hoy dia, practicando des-
de Árriba la fabricación de Individuos Personaleses una prueba de
que su Plan no tiene un éxito total: de que' aparte de Individuos
P".ron.l.r, que constituyen sus Masascontadas,hay más que eso'

Archipíékgo/ 9
--

CARPETA

Hay algoqueselesescapasiempre.Repito:el hechomismode que


sedediquen,y tambiénhoy día,con tanto empeñoa que cadauno <El indiaiduo es
seacada uno y que en conjunto se nos pueda contar, eso mismo ¿5¿n¿i417¿¿n¡¿
prueba que su empresano ha triunfado; que no hay soiamente, leaccionario>
contadosy cons-
como en su ideal lo habrla, Individuos Personales,
tituyentes de las Masas de compradoresdel Capital y de súbditos
del Estado. nEl Dunto de ataaue
'
Hay algomás,algoque no eseso.Pero,fijaosbien que apeloil ü Mayoría,
Es "t
mismo testimoniode la actividadde Ellos,de los sometedores.
evidente que si estuvietansegurosde que en el mundo no hay ya
más que Individuos Personales,estarlantranquilos, estaríamosen
el mundo perfecto: en un mundo donde no podría ya pasarnada.
No es así: se están continuamente fabricando, por parte del Co-
mercio y del Capital, por parte del Estadoa travésde la Educación,
se están continuamente fabricando y asegurandoque los indivi-
duos seanindividuos.
¿En qué consisteuno de los principios fundamentalesde la de-
mocracia?Puesya lo sabéis:en el Voto, en la Mayorla. Ese es el
punto central, el m:ís inmediato, el más fácil al que puede ir vues-
ffo ataque,cuando osveáisimpulsadosa actuar,no como personas,
sino como pueblo, cosaque de vez en cuando sucede.
El punto de ataqueesla Mayorla: esuna noción esenciala 1ade-
motecnocraciamás avanzada,precisamenteporque ellos sabenque
su Drov€cto de administración de muerte no ha triunfado total-
-.nt.. Si ellos pudieran, ¿quéfalta les haría contar con las votacio-
nes, ni con \a Mayoria, si tendrían la totalidad? Pero no tienen la
totalidad, 1osabenmuy bien. Entonces,el truco esencialesel de la
Mayoría que sehacevaler por totalidad.
Fijaosbien, que la mayorla, en votacioneso en lo que sea,o en ia
compra de los Grandes Almacenes, o lo que sea, la Mayoría es
siempreuna mayorla de Individuos Personales, contados,señoresy
--,:-,,-- --,- -.-.--.--L,- --^-:^ -^-'|---.-^ I ^^ ^"-^- l^- ^.,^ ^.,^A^^
señorascon su nombre proplo cadauna. Los otros, los que quedan
fuera de la mayoúa,porque no votan o votan mal, o porque inclu-
so no sabenmanejar la papeletade ios votos, hacen borrones o co-
sasasí, esosno están segurosde que seanpersonas.Los que es se-
gr.rro
- que son personas,y contables,son los de las mayorlas'
A li mayoría se le hace bonitamente representantede la totali-
dad, y todos quedarnostan frescos.Esta es la especiede (estúpida
de puro simplé) arguciaque maneja cadadla entre nosotrosel Ca-
pital y el Estado, y a la que obedecemoscon harta sumisión. La
mavoría reDresentala totalidad.
É'.t.r.to, Desde aqul abajo decimos no; no, no es verdad. La
mayoría no representala totalidad. La Mayoria son Individuos
Personales,y por tanto, reaccionarios. Lo sabemos, lo adverti-
mos: no ha habido jamás una votación democrática cuyo resul-
tado no haya sido reaccionario. No ha habido ni votación ni re-

81 Archipülago/ 9
CARPETA

feréndum de la cual podamosdecir que el resultado\L¡a- s1d9


;;;q;. y de.lafidelidad
el que sepoáí".rp.r", de Iaieacc.ión,
.r,de la sumiiió., -á, En efecto,la Mayoría estácom-
"..v*t".
t,..r," oo. Individuos;.id" I.tdiuid,,oesreaccionario;la Mayo-
rfa es feacclonarla.
ja-
En esto confía la Democracia; ninguna votación 1e va a-dar
m:ís ninguna sorPresa.Lo más que puede hacer.esayudarle a ese
tr,r.o d.i para ,eguir igü. É,o de cambiar, a lo mejor' de
""-biJ
liberalesa socialisias'o á. to.iirlitttt a liberales,o cualquierotra
tonterla por el estilo. De Demócratasa Republicanosy de Republi-
canos a bemócratas, en EE.UU. Hay gente que se.sigueentrete-
niendo en cteer en esasdiferencias,en no reconocefla mefa tonte-
rla que es esetruco del cambiar para seguir igual' Puessl, a esosí
ayudan las votaciones.
Lasvotaciones,en eso'como en todo lo demás,funcionan de esa
maneraporquela mayoria'comPuestade Individuoses reacciona-
,ir. u &i¿Jn.i"., q,r" Ia Mayória no son todos y que por fuera
ouedamucho. Es iusiamente -" lo que no he descrito'a lo
que ".ro
todo el rato estabaaludiendocomo
,ir..,to,. au..r,rl a Io
'iueblo', por si alsunaue, iabía quedadoalgunaoscuridad'Es eso
lo que diqo qu..iá abajo.Es eso-loque ha dicho que esrásometi
do.'d. u""td^i, al Estadoy al Capital:.no yo' que iamásestaréso-
metido, porque soy p".t. ittt.gt"nte' El pueblo, genteJno contado'
que no vota, que no forma mayorías.que no torma tamPocoml-
io¡ias. bien cántadas.No forma nada. Simplemente, que queda'
' queda fuera de la cuenta.
que
Fiiaos bien que esto quiere decir dos cosas'y con esto teÍml-
,ro, óuiere decii que en lis poblaciones,apartede haber una ma-
lroríj ind,tdabl. á. p.t.o.t"t bien constituidas'y por tanto reac-
tionari"r, dispuestai a comprar lo que les m-anden,y a votar
como les digan. apartede ésa.hay más gente' Hay-evrden temen-
re más genú, y si.mpte hay más genre' Siempre hay gente que
.ro .n,rí. ¿Qué,al to-.ttr"., selo pasamás o menos mal? Bueno'
esal mlsmo tremPootra
¿Quepuedecaeren la marginación'que
ioi..'d. regresara la orga"nización? iporque los marginados,.los
locos,las prostitutas,están eYidentemente dentro de la organlza-
ción): accidentes.Pero en todo caso,ha¡ por-lo pronto' gente
qrra ,ro aat,r" en la cuenta y ésa es a la que se llama únicamente
'pueblo.
Fiiaos bien que Estado y Capital ni siquiera dicen-'pueblo',pero
'g.tt,.',
.i rre, lJdi..n, lo hacenidéntico con lo que aquí he
"lfu.r"
d"r.iito .omo Masa de Individuos. Aquí querría que hubiéraisvis-
'pueblo' no tiene de por sí ningu-
to bien claro que eslo contrario:
na definición.'Pero con decir qo. to, q''t. no es.unaMasa de Indi-
viduos, que no es Individuos''con esose está diciendo ya mucho
más de lo que parece.

Archipi¿Wo/ 9 82
CARPETA
Fl pueblo como residuo (de la Mayorla) y contriidicción
(con uno mismo) ,,fumásha habido
uotación dernocráüca
Y eso,que sucedeen las poblaciones,esosucedeen ml, en ti, en cuyo resahado
no
cada uno. Esto es también importante verlo. Porque, despuésde bay sido
todo lo que he dicho del Individuo Personal,como idéntico con reaccionario>
Estado y Capital, conviene que no haya ninguna equivocaciónen
:r
esesenüco. <Si yo estuaiera bien
Si yo personalmenreestuvierabien hecho dei todo, si no tuviera hecho del todo, yo
contradicciones,si supiera a dónde voy, si tuviera un futuro bien sería un
Derfecio
fijo, si hubiera_alcanzadomi seguridad,enroncesyo seríaun per- número7" h *ato,
fecto número de la masa,un intégrante,un perfecro Individuo, se-
guro de sí mismo, como le gustaá ia Demoiecnocracia;y por ran- <En h que no
soy el
to contribuyente a la seguridaddel nrimero de las Masas.
llue soy, esoes
Bueno, pues en muchos casos(no tengo que conrároslo)sucede pueblnD
que no esasí;suced_e que yo no estoybien hecho del todo; que, por
el contrario, estoy lleno de contradicciones,estoy lleno de duáas;
que tan pronro digopara mí "blanco" como para mí "negro", y que
muchas vecescaigo hasta en trancesde desesperación dé puro mal
que me entiendo a ml mismo. Tiato, evidentemente,de iurarme;
porque.personalmentesoy reaccionario,como Estado y Capital, y
es preciso_hasta ir al psiquiatra para que se las haya conmigo y me
reintegre bien, me cónsiituya .omo bior mandi, como ,itr rl-"
bien hechay sin dudasy sin roruras.Pero por mucho que combara
contra ello, la evidenciade mi inseguridad,de mi malfórmación, es
a.lgoque esrásiemprepresenre.
Estadísticamente,esro, con la edad, disminuye: a los niños v a
los muchachosa medio hacer les pasaesro de un" -anera mu.ho
m;ís ferviente (y que seríamucho más útil) que a los mayoresya es-
--Li--:J--. :,- ----J-, --.:-
tablecidos;
?:,--- pero en todo caso, ni siquiera, hasta el de esa
m]rerte que ellos administran, en la-quesecumple el tiempo al que
-ll-- -,,---!--
u1ucl(s l(¡s
----.- J - - . : J . ¡¡i c¡¡ I ¡4 t , 1
quc
ellosquerríanquetodavida quedarareducida,ni siquierahastaen-
toncesllegauno a estarbien hechotodavía.Siempretienedudas,
resquebrajaduras.
Siempretiene contradicciones;siempreestáex-
puestoa no sabermuy bien quién es,a quedarsesorPrendidode sl
mismo, a encontrarse con cualquierchoquepasionalque le rwela
que no tenlani puta ideade quién eraél mismo,cosaque sucede
con gran trectrencla-
Bueno,puespor ahí asomael pueblotambién.Esoen lo queno
soyel quesoy,esoesel pueblo.Y eso,en cualquiera,priviiegiadoo
marginado.olo quesea,esrávivo. De formaquela imaginaciónde
la cosaen las poblacionestieneque complementarse asl:ambién
aquelloen 1oqueyo no soyyo quieredecirquepor ahísoypueblo.
Por ahí soypuebloy soycontradicción,soydesésperación, soyuna
rebeliónincurablecontra la forma de dominio oue me esráim-
DUeSta.

Arcüpiélago/ 9
CARPETA

Termino haciéndoosver qué conexión es la del uno con-el otro'


pr..ir"-.tt,. el hecho de qui cadauno suelano estarmuy bien he-
.t. á.f ,"¿.. eslo que ha.. qu. aquelloque llamo puebloseain-
;;;,;bi.. S".o^ptád. muytien:'sólo sácotnt"n unidadesbien
hechas;una unidad que no éstábien hecha, no se la puede conta¡
ni p.ii""," puededar lugar a Mayoría ni a poblacionesde clien-
tes.ni a poblaciones de súbdiros. Lo uno eslo orro'
'pueblo" muchasveces
3i tiene todavía dudas respectoa
acudir al lenguaje;porque el lenguajehabladoy, corrlente'
suelo"q,li..t
ésteque aquí ha estadohablandopor mí y que pretendraser una
,..¡¿it. lenguajecorriente.popui"t. no e! de los intelecruales' no
"f
el de loscultos,esdel pueblo'no esde nadie'-
Ér. ., or.o testimo;io al que apelo;pero hoy a.[o que quería
,oJ", propirrr,.ntees a la conrradicción y a la malformaciónde
;J; Ér. ., .l restimonioesencial. Si alguiendudade que hay
oueblo,que acudaahí' que acudaa su propiamalformación'a su
";..
ir.o¡, ¡"i.g"ri¿ad' a suspropiosconfliitos'consigo mismo'Alíes
á"í¿", ¿. li -"n.r, -á, i.rá"nr. puederocarqué.esesode pueblo
v de oasoentraren un¿ ciertacomunicación con lasdesesperacto-
i.r, lon Jasimperfecciones. y malformaciones de otros'No ningu-
na .olid"rid"d,'"o, porque aLí no caben cosas tan tremendascomo
i^.1ia"iia"a, p.ro'rí r'ti" .i"rt" comunidad, una cierta comunidad
;;";;t" de Ía'identidadpersonal.En la desesperación' en la mal-
formación, en la contradicción, en el sufrimiento, nos encontra-
mos.
P.r. 1o que alguno pueda creer,de ordinario no se habla mu-
"
.ho á. p''r.bio. D." pu.blo hablaban de una manera muy falsa' en
;;".;"; muy lelanás'los fascistas'das Volk'il popolo:en cambio'
iol J'.rno.t"irt, ios demorecnócratas. no hablanmucho de pueblo'
Si pueden,no mencionanjamásla palabra'pueblo' La demotec-
no se la ha con púeblo' ella trata con el Hombre' La de-
".1*.i"
mocraciatrata con el Hombre. No con pueblo' que conste'
-Pcro
'pueblo'
cue sr yo me permlto usar tanto Ia palabra y alternando
á.,'n.n,.', esporque precisamente seha dejado de usar'y yo creo
ñrt,", ,.,,lrl-.nü' a los anarquisrasles da vergü-enza decir
""" de.los usos fascistasde
fr,r.blo. i "o precisamentepo, u"rpfü.tt'"
ii.-po, lelanos,sino por oúas."ro.,",, que tienen que ver con el
ó"nii"io, L ú.ti.a form, ,retdaderade dóminio, la de la demotec-
--
nocracia.
R.ro..ro a la democraciaen Grecia, a la que seha aludido' cabe
a.lr {". los griegosno hablaban del Hombre: eso eran los filóso-
for, .orrro ,ieñ-tpñ. una cosaesAristótelesy Platón y,otra cosaes
i.r'gti"g.t, f" g'.tt.. No' la gente no-andabaporla calle hablando
del Hombre. Eso no, esono"ha sucedidonunca' Hay que recordar
cue la creacióndel término d¿mocraciaes griega,y que d'emocracxa
J-r.i.rr" .rn" .orrtradicción: el segundotérmino, crátos'qttiere decir

Archiprkgo / 9 84
CARPETA

'poder', 'fuerza',
más o menos,y muchas veces y el primer término
tlemo, quierc decir pueblo'; porque también los pueblos, los pe- ,,AIpueblo,demos,
queños pueblos, por oposición a la ciudad, se llamaban demos, siemoreseIe hace
como entre nosottos: los pueblos y el pueblo. Demoi eran los pue- luerza., cfafos, y
blosy demoserael pueblo.Luegohabíaotros rérminosdespectivos.
"nunca
suced.eil
como lo es el té¡mino masa, especialmente,óchhs, que se patece un reaés))
poco al latín turba. Eran términos despectivos,pero demosera más
o menos populus latino, como pueblo. <EI engaño estabaya
De ma.réta que eso es lo que funcionaba. Lo curioso es el truco bien o-raarado deíde
que en la formación de la palabraestáimpllcito: sehacíacreerque, la democracxa
efecti.ramente,el régimen democrático de algunos de los estados, ateniense>
por ejemplo de Atenas, era un régimen del pueblo, o seaque el que
!ob.ín"b" era ei pueblo. Como i no fuera^evidenteque al pueblo,
d¿mos,siempre sele hace fuerza, crátos,y que nunca sucedeal revés,
que el puebio, d.emos, tengala ñterzay lá adminis rre, uátos. Éxe eru
.i ..tg"ño que estabaya blen preparaáoy bien desarrolladodesdela
democraciaateniense.No hay grandesnovedadesen esto.Aunque
hay que decir que cua¡do las democraciasson, serealizan,en terre-
no. ,rn p.q.r"nitos como el Ática, desdeluego,la propia pequeñez
influye. Es decir, una cosaesque pueda haber una asambleadonde
todo quisque puede ir si quiere, porque todo lo m:ís lejos que le
puede caeresa cuarentakilómetros de Atenas,y hacerseun viajeci-
io aorovechandouna feria, una cosaesesoy que, efectivamen¡e,no
hayá magisrradosque se nombren'pór votación,sino que
"p..rm
muchos de ellos e importantes, senombran Por sorteoy cosasasl...
Son cosasque, efectivamente,deian a la democracia-a la atenien-
se, por ejemploJ en sus buenoé tiempos- incomparablemente
menospotente contra el pueblo que las grandesdemocraciasmo-
d.rnas.^Pero,v"rnor, d.spués de tódo, yolsro lo estimo diferencias
menores.El engaño esencialestáen el mismo término democracia,
que esinvento griego. Es importante, efectivamente,hacer constar
que no hay mucho uso del término pueblo'. Que en.cambio sí se
habla muiho de ti o tú, el de los anuncios, del Individuo Personal.
Es por tanto importante, no me pesainsistir en ello; Estadoy Ca-
pital no tratan con el pueblo; al pueblo le hacen la puñeta, puesto
que para eso están, administradoresde la muerte, Pero no tratan
con el pueblo: con quien tratan escon el Indiüduo, contigo y con-
migo en cuanto individuos, de maneraque tratan, si queréis,con el
Hombre, con el invento de los filósofos que Paraesoestá.El Hom-
bre, en abstracto,que es al mismo tiempo lo mismo que el indivi-
duo más concreto.

Este articulo es transcripción parcial (realizada por M.'Jesús Garcla) de una charla que tuvo lu-
gar en las Cocheras de Sants (Barcelona, 1991). Hemos ma¡tenido el estilo coloquial, procurando
evitar discontinuidades y excesivas reiteracrones. (Nota de k Redaccün.)

85 Archtpí¿lago/ 9

Related Interests