You are on page 1of 40

La vivencia del dolor y la

importancia de la
espiritualidad
El dolor es un hecho de la
vida, uno de los grandes
retos para nuestra
madurez, no es un castigo
por algo que hicimos, es
parte de nuestro
aprendizaje para crecer
como persona.
El dolor es un tema difícil
que a pocas personas nos
gusta tocar, pues cuando
hablamos del dolor no
encontramos frente a
puntos muy sensibles
Y tenemos que reconocer
también que el dolor os hace
iguales. Todos los seres
humanos sufrimos; unos más
que otros: unos por periodos
más prolongados, otros más del
cuerpo y otros más del corazón;
pero todos sufrimos
Para superar cualquier dolor,
en nuestro caso de la
enfermedad y la perdida ,
debemos encararlo,
reconocerlo y sufrirlo, más
que evitarlo. La resistencia
lleva a enquistar la
situación, y a darle vueltas y
vueltas al dolor hasta que
éste ya no nos deja vivir
El Dolor
• Es una fuente de interrogantes
• Es parte de nuestro aprendizaje
• Nos pone en carne viva y hace que
nos pasen cosas
• Nos ayuda a definir lo que somos
• Con él, aprendemos lo que nadie nos
enseña
• Es un hecho de la vida
• Es un reto para nuestra madurez
• Rompe nuestros esquemas vitales
• Nos hace iguales
• Cuestiona nuestra actitud
Ante el Dolor
Lo que hace más crisis en
una situación de
sufrimiento, es cuando
perdemos el sentido total de
lo que estamos viviendo
De nuestra actitud ante el
dolor depende, muchas
veces, el poder seguir
viviendo con esperanza
Para ser personas maduras
hay que aprender a integrar el
dolor y el gozo en nuestra vida.
Dependiendo de nuestra
actitud y de nuestras
reacciones, nos consolidamos
al pasar por el dolor o este nos
quiera en mil pedazos.
Por eso hay que encontrarle un
sentido y vivir la experiencia
con un espíritu abierto
Algunos tipos de Dolor
• Personal o individual
• Profundo
• Injusto
• Físico
• Moral
• Emocional
Actitudes comunes ante el
sufrimiento
• Inseguridad

• Miedo

• Negación

• Huida

• Enojo
Actitudes comunes ante el
sufrimiento
• Rebelión

• Lástima

• Compasión

• Contacto

• Validación
¿Cómo vivir el dolor
sanamente?

No es la carga la que nos vence, sino


el modo de como la llevamos.
Viktor E. Frankl
Necesito reconocerlo,
ponerle nombre,
identificarlo, saber en que
consiste. Si es un dolor
físico, emocional,
existencial o social. Porque
sucede que creemos que lo
físico es lo que más lastima
y a veces no es así. Duelen
más las heridas del corazón
Es importante que los que
escuche, dialogar con él:
¿Qué me quiere decir
sobre mí y sobre la vida
que he estado llevando
hasta este momento?
Es importante que
escuche el mensaje para
convertir esta
experiencia tan difícil que
estoy viviendo en un
sabio aprendizaje
Luego voy a validarlo. Me
duele , no tengo por que
negarlo. Me gustaría que
no fuera de este modo,
pero ya que lo es ¿Qué
voy a hacer con esto que
me esta pasando?
Ahora que voy a tomar
conciencia de que
necesito interpretarlo,
hacerlo correctamente
sin aumentarlo ni darle
más poder del que ya
tiene
Ahora me toca
responsabilizarme de
este dolor: voy a
observar, que aunque me
cueste, la medida en la
que soy cómplice de mi
propio dolor
Ahora hay que intentar en lo
posible, liberarme de él, sin
causarme ni causar peores
males. Si puedo disminuirlo,
aunque sea en un mínimo
grado, hago crecer mis
recursos personales y eso da
fuerza para seguir sanando
Después va a ser importante
resignificar mi dolor. Quiere
decir que necesito
integrarlo a mi propia vida y
ver como voy a ser capaz de
vivir con lo que sucedió. Voy
a madurar con él o a pesar
de él, es importante que
aquí reconozca que soy mas
grande que mi propio dolor
Sin lugar a dudas , la
consecuencia natural que se
me va a presentar con ese gran
dolor, es la necesidad de
ayudar a otros en situación
semejante, compartir lo que me
ayudo a sanarlo y salir adelante
con mi vida y lo que impidió
disminuirlo
Lo que el sufrimiento nos
enseña desde el punto de
vista humano
• Nos hace crecer en madurez y
sabiduría más que varios años
de crecimiento natural
• Nos lleva a comprender a los
que sufren física, emocional y
espiritualmente
• Nos hace humildes, por que no
somos infalibles como
creíamos
• Nos hace valorar la vida
• Penetramos en el núcleo de
nosotros mismos y
contactamos con el propio yo,
lo que la dispersión de la vida
diaria nos impide
• Nos purifica del egoismo
• Nos damos cuenta con quien
contamos en las dificultades
• Nos hace ayudar a los demás
• Nos hace vivir un momento
difícil que con esfuerzo y
voluntad nos lleva a encontrar
la aceptación activa de
nuestro dolor
• Nos ayuda a valorar las cosas
y situaciones cuando todo
marcha bien en nuestro
camino
• Nos enseña a gozar de las
mas sencillas alegrias
• Agradecemos la salud y la vida
• Nos da tiempo para reflexionar y
orientar el rumbo de nuestro
camino
• Nos apoyamos en seres queridos
y nos unimos infinitamente a
ellos
• Reconocemos la importancia de
la esperanza de un mejor
mañana para el hombre
• Aceptamos que no es lo mismo
pensar en el sufrimiento que
vivirlo
• Nos ayuda a jerarquizar nuestra
vida
• Aprendemos a dar a las cosas y
acontecimientos su verdadera
dimensión, pues antes
inoportunidades cotidianas las
convertíamos en algo
insoportable
• Entendemos las cosas de
manera diferente
• Valoramos la compañía y los
detalles
• Nos abre al amor de los demás
• Nos damos cuenta que la vida
consiste en dar y recibir y
probablemente necesitamos ser
más humildes y aprender a
recibir
• Nos lleva a reaccionar con
amabilidad
• Empezamos a ver la manera
de transformar y remodelar el
sufrimiento en servicio
• Nos hace tomar conciencia de
la importancia de que otras
personas en nuestras
circunstancias conozcan lo
que nosotros pasamos para
que a ellos no les suceda los
mismo y salgan más
fácilmente del dilema
El Dolor como Misterio
• ¿Cómo podemos disminuir el dolor?
• ¿Cómo convertirlo en una semilla
del bien?
• ¿Cómo transformarlo en algo útil
para nuestra vida y la de los
demás?
• ¿Qué hacer para que no nos
destruya?
• Como podemos convivir con él,
cuando no nos queda mas que
aceptar su presencia en nuestra
vida?
Darle un sentido al dolor

Del significado que le da el hombre


a la experiencia del dolor depende
en gran parte su capacidad de
soportarlo y de aceptarlo
Sandrin Brusco Policante
El sufrimiento desde el punto
de vista de la fe
• Acrecenta nuestra unión con el Absoluto
• Nos da un tiempo para la oración
• Nos da fuerza y nos abre a la esperanza
• Nos hace sentir a Dios cerca de nuestro
dolor
• Nos enseña a vivir con el misterio
• Aprendemos a dejarnos en las manos
amorosas de Dios
Como NO ayudar en un
acompañamiento
• Estorbo, meto cizaña o genero problemas
• Actitud descalificadora
• Soy indiferente a los que esta viviendo el otro
• No quiero hablar del tema
• Sobreprotejo a la persona que sufre
• Lamento continuamente lo que paso
• Me involucro en chismes
• Me muestro agresivo
• Instalándome en su espacio
• Me agoto
Que SI puedo hacer
• Aceptar el problema
• Interés sincero por la persona
• Acogerlos con compasión
• Escuchar sus sentimientos y validar su dolor
• No enjuiciarlos y dejarlos llorar
• Abrazarlos con frecuencia
• Aceptar su ritmo y tener detalles con ellos
• Facilitarles su autocuidado
• Enfocar su atención el lo positivo de su vida
• Tomarme el tiempo para acompañarlos
Que necesito saber
• Estar disponible
• Variar la conversación
• Animarlos; brindar esperanza
• Ofrecer alternativas
• Ser empático
• Proponerles ayudas practicas para su estilo
de vida
• Involucrar a otros
• No abandonarlos con el tiempo
• Hacer con ellos algo que acostumbraban a
hacer antes
Visitar a un enfermo y su
familia
• Mantener una atmosfera tranquila
• Conforta sus momentos tensos
• Comparte su dolor y sufrimiento
• Acepta las áreas de tensión
• Habla de lo que esta pasando
• No interrumpa
• Ten paciencia
• Se especifico; comparte lo que sientes o
piensas
• No se quede en la superficialidad
• No te impacientes ante el silencio
• Respeto absoluto sobre sus ideas,
sentimientos, pensamientos, opiniones o
valores
Visitar a un enfermo y su
familia
• Se el defensor de sus derechos
• Promueve una sana relación de ayuda
• No frustres sus esperanzas
• Preocúpate por la sanación del cuerpo y
el corazón
• No quieras ser directivo
• No compadezca
• Respeta las etapas por las que esta
pasando
• Acompaña en el duelo de sus pérdidas
• Confronta cuando sea necesario
• Ayuda a encontrar el sentido de su dolor