You are on page 1of 51

Curso

Tarot Terapéutico
(clase 2)

LA TIENDITA DEL ALMA


Arcanos Mayores
Los Arcanos Mayores o Triunfos como algunos les llaman, son las primeras
22 cartas del Tarot, las cuales corresponden a símbolos arquetípicos del ser
humano y de su vida, tienen un sentido evolutivo, por que nos muestra al ser
humano en su evolución espiritual.

Algunas personas dicen que se llaman Arcanos porque se relacionan con la


palabra Arca, ya que ellos, contienen todos los misterios de la Divinidad que
podemos descubrir para nuestro propio autoaprendizaje.

Los Arcanos Mayores nos guían en el camino de evolución, y nos indican las
tareas y desafíos que debemos ir realizando en esta escuela llamada vida.
El Loco (0-XXII)
El Loco (0-22)
Arquetipo: Viajero incansable, el que siempre está en movimiento, buscando cada día el inicio y el fin. Podríamos
decir que representa al Espíritu previo al momento de encarnar.
Es la antesala de la partida, pero también es quién cierra el circuito de los Arcanos, y es que es el Señor de la
libertad, es aventura, es riesgo, vive todas las experiencias al límite.
La energía del loco, nos puede llevar a vivir distintas aventuras, en algunas tradiciones es mirado como el jóker del
naipe, un comodín, y esto, porque es tal su versatilidad y libertad, que podría encarnar a cualquiera de los 21 Arcanos
que le siguen. El Loco, por lo tanto, es cambiante, móvil, carece de límites ya que es la antesala de la partida
(reencarnación de un Bardo, poeta celta), está ubicado entre el mundo y el mago.
El Loco encarna las actitudes personales que tienen relación con la libertad, es ingenuo, audaz, puede llegar a ser
inconsciente e indolente (sin importar si preocupa a los demás), no tiene o le cuesta tener metas definidas, solo va.
Tiene un sentido de la supervivencia, solo va con lo necesario, siempre irá ligero de equipaje; le puede suceder
cualquier cosa, puede ir a cualquier lado, siempre va con confianza (equilibrio), sin temor, sin miedo, pero cuando
algo no le resuena, algo se manifiesta en él que hace se detenga. Es el señor del silencio, tomando esto como forma
de adquirir la libertad.
El Loco (0-XXII)
Si miramos la carta El Loco está a punto de caer a un precipicio, pero él mira al cielo, ahí está
puesta su confianza, el miedo no es su compañero, él confía, es un ser valiente, sin embargo, lo
veremos siempre acompañado de un perro, en algunas barajas lo está mordiendo, en esta lo
acompaña, y es que el Loco necesita de una advertencia, de alguien o algo que le advierta
cuando el camino no es el mejor para él.
La locura se hace presente en esta carta, y si nos ponemos a pensar ¿acaso no hay que estar
loco, para pertenecer a veces a este mundo?, la cordura muchas veces nos hace situarnos en la
estructura, en el deber ser, y nos castra para poder desarrollar lo que muchas veces queremos
hacer, el mundo, la sociedad, no nos permite vivir muchas veces esta libertad que encarna El
Loco. Don Quijote por ejemplo, cuando volvió a la cordura, no le quedó otra cosa más que morir.
El loco es llamado el Arcano del amor, tal vez, porque para vivir este sentimiento hay que
enloquecer un poco.
El Loco (0- XXII)
Miremos la vestimenta del Loco, son juglarescas, y es porque a él no le importan los
cánones establecidos, él solo va, es un caminante que de lugar en lugar va agregando
a sus vestidos lo que le va resonando, su hatillo es pequeño, no va cargado de nada
que no sea para él importante, es desprendido de lo material, nada lo puede atar a esta
aventura que desarrolla; muchos dicen que en ese pequeño bolso lleva sus piedras,
sus escritos, sus experiencias. Pedro Engel dice, que esto puede ser una gran tarea a
desarrollar en las muchas conversaciones que podemos tener con este Arcano.
Para vivir el arquetipo del Loco debemos ser inocentes, de lo contrario terminaremos
haciendo el ridículo, no encajando, no madurando, pues nos quedaremos solo con el
impulso primario, sin darle sustentabilidad ni un propósito claro a nuestras vidas.
El Loco (0- XXII)
Palabras claves: Riesgo, locura, inocencia, algo inesperado que está por llegar, impulso,
atrevimiento, valentía, regreso al origen, inconciencia, metas no claras, audacia.
Significado en una tirada: Hay que dejar salir la inocencia, al niño interior sin esperar resultados
determinados. Dependiendo con que cartas salga podemos determinar que hay un anhelo de
libertad, la cuál no hemos podido conseguir. También puede significar que hay un exceso de
libertad, una inconciencia e inconsistencia en lo que se hace, no pudiendo darle una estabilidad a
la propia vida.
El Mago (I)
El Mago (I)
Frase arquetípica: “Yo Soy”
El sujeto reconoce la existencia de un yo trascendente, el alma en sí misma, en un estado anterior
a la encarnación, pero desde la encarnación, es decir, no es sólo un sujeto de este mundo, sino al
mismo tiempo un ser trascendente, de origen y destino divinos, con existencia anterior a la
materialidad, entonces, asumir el ser, no es sólo asumir la realidad psicológica y encarnada del
ego, sino sobre todo la esencia y el carácter trascendente de la persona.
Es el reconocimiento de la individualización, primer paso en el camino de la realización. Vinculado
al Yang o principio masculino de las energías de Lo Activo, es la puerta de entrada y el todo.
Está señalado con el número Uno, justamente porque está al comienzo y marca el primer paso de
un recorrido largo e intenso. El número 1, no olvidemos, tiene siempre la doble connotación de
referirse al comienzo y a la totalidad. Decir 1, es decir único; pero también decir 1, es iniciar un
proceso, poner en movimiento la capacidad humana de usar los elementos que da la naturaleza.
El Mago (I)
El gesto de las manos que vemos en las imágenes, quiere justamente graficar la relación entre el mundo
trascendente y el mundo concreto, él actúa como antena para la trascendencia y derrama la energía
hacia la concreta realidad que se manifiesta en esa mesa de trabajo con los cuatro elementos
esotéricos. Pone el quinto elemento, que ha recibido desde el Espíritu de Dios. Entonces, debo saber
que los elementos están a mi disposición y ser capaz de usarlos, recuperando el sentido de mi misión
fundamental. Aprender a usar los recursos es una tarea importante, que despertará la información
dormida en el interior y la capacidad de recurrir a ella con la mayor intensidad y profundidad. Esto quiere
decir ser capaz de transformar la potencia en acción. (Baraja Tarot de Rider After)
Si no me conecto y mi recorrido no es sostenido desde el cielo y desde la tierra, nunca podré poner el
quinto elemento sobre la mesa, nunca podré ser YO el quinto elemento, entonces, nunca podré
transformar la realidad, y tendré que ser un charlatán o un embaucador, para transformar mi realidad y la
del mundo a través de mis propias historia, las cuales nunca se sabrán si son verdaderas, falsas o
irreales. El error reside en creer que soy el mago y que el poder Soy Yo Mismo. El poder y la energía
emanan del cosmos, y yo soy ese poder mientras soy canal, en ese momento, solo ahí, soy un
instrumento de la Divinidad, para transformar mi propia realidad y la de los demás. (Baraja Tarot Rider la
otra mirada)
El Mago (I)
El mago con el basto, llega al fuego de La Divinidad y transmuta todo lo que debe ser cambiado,
con la copa, llega a la Fuente de Agua Viva y lava todo lo que esta sucio, con la espada, llega al
Soplo de La Divinidad, para disipar todo lo que en la mente no nos deja avanzar y con el oro, llega
a la Tierra de Los Dioses, para anclarnos, enraizarnos y sembrar en nosotros la semilla Divina.
Palabras claves: Transmutador, creador de una nueva realidad, inteligencia, astucia, la palabra,
embaucador.
Significado en una tirada: Te debes conectar para transformar la realidad, la situación que se
está enfrentando, debes canalizar la energía para poder poner el quinto elemento sobre la mesa.
Significa voluntad, creatividad, transformación. Si no hay conexión podemos interpretar esta carta
como la posibilidad de abuso, pillería, querer actuar solo en beneficio propio y no mirando el bien
común.
La Sacerdotisa (II)
La Sacerdotisa (II)
Frase Arquetípica: “Yo me Encarno” , oculta algo, carta del embarazo.
Es la representación máxima de la energía femenina, algunos la miran como La Virgen María, así como
El Mago atrae la energía del Cosmos, ella en su propia carne trajo El Cielo a la Tierra. Ella es la tierra
prometida donde encarnó El Cristo, engendrando en su oscuro vientre a la propia Luz.
Se encuentra entre dos columnas, cuidando el equilibrio de arriba y de abajo, el de un lado y el del otro.
Es la mujer sabia, la mujer medicina, la bruja, la chamana, La Diosa, tiene en sus manos el libro de la
sabiduría, La Torá. Ella es capaz de ver en lo oculto, es llamada la vidente, es la que entra en el interior
y es capaz de ver lo que el mundo no puede.
Es vinculada al misterio, porque no entrega su sabiduría a cualquiera, solo a quien se lo merece, ella
oculta algo, y solo lo podemos descubrir con los ojos del corazón. Es la guardiana de la luz y de la
sombra, lo que El Mago tiene de materia, ella lo tiene en espíritu, por eso se vinculan, se necesitan para
crear la gran obra.
La Sacerdotisa (II)
Palabras claves: Carta guía de embarazo, secreto, misterio, mujer medicina, sabiduría, conexión
desde lo interior.
Significado en una tirada: Debes ser receptivo y silencioso, algo debes buscar en tu interior, con
la sabiduría que solo está en ti, la respuesta no la encontrarás afuera, debes tener conciencia que
estamos ante un misterio que aún no podemos ver con claridad, no es el momento de tomar
decisiones sino has buscado en tu corazón la respuesta. Algo debes encarnar primero, algo debes
gestar, para luego dar a luz.
La Emperatriz (III)
La Emperatriz (III)
Frase arquetípica: “Yo Nazco”
Es el arquetipo de la Madre Tierra, de la fecundidad, del amor hecho carne; su corona de estrellas
nos hace recordar su pasado como Sacerdotisa, si bien es cierto Ella representa la materialidad, está
unida también al cielo.
Es la resultante de la unión del Mago y la Sacerdotisa, donde antes hubo dos, hoy hay tres.
Los tres primeros Arcanos que hemos estudiado, representaban la inmaterialidad, las energías
irracionales, con la Emperatriz nace la carne y nos preparamos para vivir aquí en la tierra.
Ahora Ella es fecunda, y por eso nos representa todo lo que tenga que ver con esto, es la expansión,
la vida, la abundancia, la prosperidad, la exuberancia, la creatividad, donde va florece, es la nutrición
y la protección (a veces excesiva), es la síntesis de la energía femenina y masculina.
Si miramos la historia nos podemos remontar a grandes mujeres que nos han traído hombres y
mujeres que nos han venido a liberar, sin embargo no están exentas de dolor, puesto que
representan la carnalidad, y el caso de La Emperatriz no está ajeno a ello, si bien es cierto, es todo
lo que mencionamos, Ella no está ajena a vivir el dolor de la vida.
La Emperatriz (III)
Es Tremendamente poderosa, es la mujer del emperador, es vanidosa, ella lo maneja todo.
Carta de la maternidad, muchas veces posesiva, es una energía femenina, que habrá de expresarse en la madre, y en
la pareja femenina como figura concreta y como función.
Es posible que en algunos casos miremos a La Emperatriz como aquella energía que se entromete para salvaguardar
la energía de lo suyo, de lo que le dolió obtener, cuida y protege a veces demasiado o de manera exagerada a los
suyos.
Es una carta ancestrológica.
El “número 3 significa síntesis y armonía”.
Palabras Calves: Abundancia, prosperidad, fecundidad, crecimiento, protección (excesiva), florecimiento, expansión,
poder, vanidad.
Significado en una tirada: Habrá abundancia y prosperidad, todo irá muy bien, estoy contenido y protegido, donde
vaya seré exitoso, pero para ello me debo conectar a la Gran Madre y confiar en Ella.
También puede significar (dependiendo con que carta vaya), de energías que se están entrometiendo en la mía o en la
de mis afectos, vanidad, dolor no asumido.
El Emperador (IV)
El Emperador (IV)
Frase Arquetípica: “Yo actúo y me inserto en el mundo”.
Es la carta del padre, por lo tanto representa , la autoridad, el poder, las circunstancias límite,
cuidados, responsabilidad.
Rige las leyes físicas de este plano.
Es el arquetipo masculino, por lo tanto una carta de acción, penetración, dominio, fuerza,
partida, es una carta de energía muy fuerte y rápida.
El emperador dirige, manda, protege, conquista, se despliega (trono vacío), su postura revela
autoridad para poner en movimiento a los demás, su armadura le impide conectarse con sus
emociones, sin embargo en silencio y solo puede llegar a emocionarse, muchas veces es una
persona muy sola (soledad del poder).
El Emperador (IV)
Nos habla de la pareja masculina, de la conquista, de la pasión sexual, muchas veces con la
necesidad de expandir su nombre y su poder.
Palabras Claves: Expansión, virilidad, trabajo, gobierno, padre, abuelos, cuadratura, estabilidad,
rigidez, falta de conexión con las emociones.
Significado en una tirada: Cuando aparece este Arcano en una tirada es porque el consultante
debe comenzar a expandirse, a avanzar, a concretar aquello que por mucho tiempo estuvo en
quietud o empantanado, es momento de avanzar en tu proyecto.
Depende con que cartas este acompañado, nos podría hablar de libertad, salir de la estructura o
de la necesidad de estructurarse también.
Acompañado del Diablo y los Enamorados podría indicar infidelidad.
Sumo Sacerdote (V)
Sumo Sacerdote (V)
Frase arquetípica: “Yo aprendo y me integro”
Es el gran comunicador.
El Sumo Sacerdote es el paso en el cual encontramos al guía y la enseñanza adecuada. En este camino es
fácil confundirse, pues el Sumo Sacerdote representa a Dios, pero no es Dios. Mientras actúe como canal
todo estará bien, pero cuando nos olvidamos de que es solo un canal y hacemos del hombre un dios,
caemos en la idolatría hacia un gurú o guía. Un maestro, les dice a sus discípulos: “busca el camino, no te
empantanes, no busques la verdad en los otros sino en ti mismo”, llegan a ser tan sabias sus palabras que
los discípulos quedan prendados del maestro y hacen todo lo contrario, se quedan presos de él.
En el proceso evolutivo estamos frente a una nueva realidad, por lo tanto salimos del ámbito familiar para
entrar en el mundo (sociedad), el conocimientos ahora nos es dado por terceros y nos debemos adaptar a
esta nueva forma de vida, por ejemplo, un niño debe vivir la integración en el mundo, el colegio y con sus
pares y para ello debe seguir las NORMAS impuestas ya no solo por su hogar, sino también las impuestas
por la sociedad.
Sumo Sacerdote (V)
Esta carta alude a la estructura social, las normas y el deber ser; nos habla de personas que siguen
ciertas enseñanzas para incorporarse en la sociedad, así obtienen la aceptación, solo mediante la
obediencia a las normas o reglas.
Personas que deben seguir ciertos ritos o ceremonias de paso, solo así se sienten parte de la
sociedad, para ellos siempre existe una formalidad; y su pensamiento es que las personas deben
aprender todo lo necesario, para integrarse socialmente.
Nos habla de valores, ética y moral, las que le dan validez a la norma para sostener la estructura.
Palabras Claves: Discípulos, estructura sin sentido, consejos, moral, comunicación, puente.
Significado en una tirada: Al salir esta carta en una tirada, se le debe indicar al consultante que es
necesario que descubra su rol en el conflicto o problema que enfrenta, ¿es maestro o discípulo?, sea
cual sea el rol, necesita tener una conexión en lo espiritual para poder resolverlo, es canal, las
herramientas están en él, pero debe recibirlas de lo alto.
Los Enamorados (VI)
Los Enamorados (VI)
Frase Arquetípica: “ Yo decido yo me equivoco”
Alude a la energía del amor, impulso del amor y el triangulo amoroso, hay una tentación entre el vicio y la virtud.
Carta relacionada al proceso de la adolescencia, se adolece de ciertas cosas lo que a veces nos hace inestables.
(dualidad)
Esta carta nos exige tomar una decisión frente a un conflicto, a un nuevo trabajo, a una nueva pareja, ante una nueva
ilusión.
Este Arcano nos habla de las cosas del corazón, cosas que son esenciales y los ojos no las ven (El Principito). Es por eso
que a veces el corazón siente un verdadero amor, pero los ojos corren tras aquello que le apasiona y ciega (vicio y virtud).
El Juego de las pasiones causa dolor y desequilibrio. En este Arcano debes resolver esa dualidad y conocer el verdadero
compromiso, optando por algo, ya sea una relación o trabajo, tomando una dirección, centrando las energías en lo que
promete, luz, alegría y dicha…
Lo más difícil de esta carta es que nos puede mostrar el adulterio o problemas de pareja.
Nos habla de la etapa de crecer y buscar autonomía.
Los Enamorados (VI)
Palabras Claves: Vicio, virtud, indecisión, dualidad, adolecer, tomar una decisión, amor,
compromiso.
Significado en una tirada: Cuando aparezca esta carta debes si o si tomar una decisión en lo
que estás enfrentando, el consultante se encontrará frente a una dualidad que le divide el corazón
y lo inquieta demasiado, debemos consultar a que se debe y guiarlo a que enfrente el momento
con su corazón quieto y en paz.
Si esta carta aparece con el Diablo y la Torre en la línea del amor o ante una pregunta de pareja
significa una posible infidelidad.
Si esta carta apareciera con el Sol y la emperatriz en la línea del amor puede significar que
alguien llegará o hay otra persona que le causa inseguridad en el amor.
El Carro (VII)
El Carro (VII)
Frase Arquetípica: “Yo tomo las riendas de mi vida”
Cambio, movimiento hacia adelante que nos llevará siempre al Éxito y al triunfo, viene a solucionar los conflictos que
trajo el Arcano anterior.
Tomar las riendas de la vida, protegerse y cuidar los pensamientos para guiar sus movimientos, ya experimento la
dualidad de las emociones, hoy ya las domina y no se deja embaucar por ellas, es persistente y va con su objetivo
claro (esfinges), sin embargo, igual lleva una armadura, y es que no puede correr el riesgo de que las emociones lo
quieran dominar, es un ser racional.
Es una carta que habla de madurez y control del poder, adulto que triunfa en la vida.
No es el conductor sino el carro quien lo conduce, carta de una energía en movimiento, es una bendición que llega a
tu vida, pero debemos tomarla, solo subirnos, no querer conducir, sino me subo se va y me quedo abajo esclavizado.
Esta carta nos habla de viajes y traslados largos.
Habla de control (situación controlada), esta carta contiene los 6 anteriores Arcanos y es que para tomar las riendas
de la vida, debemos haber pasado por cada camino ya recorrido con ellos.
El Carro (VII)
Palabras Claves: Triunfo, éxito, victoria, movimiento, traslado, viaje, equilibrio en las emociones,
madurez.
Significado en una tirada: Debes tomar las riendas de tu vida, superando cualquier obstáculo
emocional, debes tener metas y objetivos muy claros antes de subir al carro, solo así aseguraras
el éxito. Si tomas las riendas de tu vida desde esta arista el éxito esta asegurado.
Viajes, cambio, siempre en positivo.
La Fuerza (VIII)
La Fuerza (VIII)
La primera tarea es aceptar las contradicciones.
Nos habla de una energía y no de una persona.
Alude a la domesticación más que a la dominación, debemos reconocer que en nosotros existe la
luz y la sombra, por lo tanto nos debemos conocer para luego domesticar (el principito con el
zorro).
Reconocer y aceptar la existencia de dos fuerzas simultaneas en la vida, el ser humano es una
dualidad, lo más importante es NO EXCLUIR, ya que cuando lo hago no puedo conocer.
Yo me reconozco y me acepto, dejo salir mis defectos, los acepto y los reconozco, solo así puedo
domesticar. La domesticación es vincular, es ver, reconocerse y hacerse cargo del otro también.
El número 8 es la unión entre el cielo y la tierra (infinito), transito entre lo espiritual y lo terrenal,
debe haber un equilibrio en este transito cósmico, no puedo ser solo espiritual o solo terrenal, debo
ser equilibrio con el Todo y en el Todo.
La Fuerza (VIII)
Palabras Claves: Aceptar las dos fuerzas que residen en mí , domesticar, dejar salir para
conocer, aceptar.
Significado en una tirada: Cuando esta carta aparece en una tirada te mostrará que la persona
se encuentra en una dualidad desconocida, no sabe qué decisión tomar pero en general en su
vida , no solo en un tema específico, está en un tire y afloje, obsesionada por ganar esta
competencia en la que solo ella o él ha entrado, muchas veces está compitiendo sola o solo.
Debes mencionar que debe dejar salir todo de adentro para que se conozca y una vez que lo
haga podrá aceptarse y decidir.
El Ermitaño (IX)
El Ermitaño (IX)
Tarea: reconocer que en mí reside una sabiduría que debo contactar y entregar.
Evoca una energía lenta, tiempo de pausa, es momento de hacer una pausa, retirarte y buscar la
respuesta dentro de ti.
La carta nos muestra la soledad (mal vista socialmente), como una necesidad de conectarse con
uno mismo, solo de esta manera podremos lograr conocernos (tarea de la fuerza) y conectarnos
con nuestra sabiduría interna y salir a entregarla, esto sucede solo cuando la ha descubierto, ya
que este paso requiere de mucha responsabilidad.
Debemos considerar que el número 9 evoca la totalidad de la energía como antesala del 10, es un
número mágico, en la antigüedad se reconocía este número como el número de los brujos.
(hombres o mujeres medicina).
El estado que se nos plantea en esta carta no es para apartarse del mundo porque no me guste o
no quiera compartir con nadie, ni menos porque esté enojado o enojada con el resto, es porque me
quiero ENCONTRAR.
El Ermitaño (IX)
Palabras Claves: es tiempo de meditar, estudiar, nutrirme, prudencia, sobriedad,
sabiduría, guía, ayuda, retiro, desapego, silencio, buscar dentro de mi.
Significado en una tirada: La carta nos habla de procesos internos profundos, nos
habla de prudencia, soledad, tiempos largos, no de actuar por impulso. Las respuestas
están dentro de ti también. Debes retirarte y meditar acerca de tu consulta, necesitas
tiempo para ver las cosas con calma o consultar con alguien a quien consideres un
guía.
La Rueda de la Fortuna (X)
La Rueda de la Fortuna (X)
Tarea: aceptar que el mundo tiene su propio ritmo y que yo debo conocerlo y no controlarlo. Dejar Fluir.
Esta carta exige experimentar los procesos de acuerdo con ciclos y ritmos que se nos van presentando en la vida
y resultan verdaderamente imprevisibles para los seres humanos, pues responden a parámetros misteriosos, son
cambios que alteran la relación del ser humano con su medio, con sus semejantes y consigo mismo.
Entronca con el tema del círculo: estamos, entonces, en las ideas de totalidad y movimiento. La carta, entonces,
aunque alude a algo permanente y sujeto a Dios, se vincula estrechamente con la idea de integración y comunica
las diversas esferas de la tarea humana. Deberé ser capaz de descubrir los ritmos (no hay un solo ritmo) de La
Rueda de la Fortuna, porque ella gira y se mueve. Debo aceptar que gire más allá de mis deseos o de mis
poderes.
Si soy capaz de aceptarlo, como debí aceptar la acción de dos fuerzas contrarias en mí (La Fuerza); o que tengo
un conocimiento que está dentro y que yo tengo que descrubir y entregar (El Ermitaño); entonces he cumplido la
tarea. Yo no manejo el ritmo, pero me puedo sumar al ritmo. Este es el punto más delicado: la tentación de
manejar la velocidad o la dirección, de querer cambiar el ritmo o torcer el rumbo. Eso es imposible y cuando quiero
lo imposible no llegaré a parte alguna. Duda entre lo racional y lo sentimental.
La Rueda de la Fortuna (X)
Palabras Claves: Cambio, rueda, tiempo ciclo, progreso, suerte, ruleta de la vida, lo pasajero.
Esfinge: Lo justo – Demonio: Los apegos.
Significado en una tirada: Carta de las bendiciones disfrazadas, aceptar que el mundo tiene su
propio ritmo y que yo debo conocerlo y no interrumpir, dejar fluir. Todo en la vida es una escuela,
mas que lamentarme por el mal momento que puedo estar viviendo, mejor preguntarme, ¿Por qué
tengo que vivir esto?
¿Qué debo aprender de esta situación y con esta situación? (debo integrar)
Carta que nos habla de movimiento siempre hacía adelante, solo yo creo el retroceso.
SI YO RESISTO APARECE EL DOLOR, esto va a pasar, esto no me destruye.
La Justicia (XI)
La Justicia (XI)
Tarea: el centro, centrar mi energía para actuar justamente.
Nos viene a reforzar los temas mentales, por que es concreta y equilibrada.
Dar a cada uno lo que le corresponde en el momento adecuado, nos es la justicia humana, es la
justicia Divina.
Nos permite reconocer que el eje del mundo y la resolución de los problemas requieren de equilibrio
interno y externo, con estructura y formalidad.
La justicia se expresa con racionalidad.
La imparcialidad no sale de la ceguera, sino de la luz.
Mito de Salomón.
Ser justo no es dar a todos por igual.
La Justicia (XI)
Palabras Claves: Equilibrio, ajuste, mito de salomón, sopesar, tomar decisiones
correctas, Justicia Divina.
Significado en una tirada: Cuando esta carta aparece en la lectura, nos está hablando
de que debemos actuar, de forma suave, pero no podemos quedarnos quietos, este
actuar, debe ser enfrascándonos en situaciones que realmente nos hagan crecer en
este camino evolutivo, debemos solucionar en armonía con el universo.
El Colgado (XII)
El Colgado (XII)
Tarea: La otra visión o tener una mirada distinta
El número nace de la multiplicación de 3 multiplicado por 4, lo que esotéricamente es multiplicar a
la divinidad por el mundo.
La apariencia que será de dificultades, sacrificios, crisis, pero la realidad tiene propuestas
implícitas que no son sino el inicio de una nueva y entusiasmante realidad, pero podemos
descubrir que el rostro del personaje no es el de alguien que sufra. Más bien está tranquilo, incluso
relajado, con una mirada profunda de tranquilidad y de cierta mágica alegría. Hay una sonrisa más
allá de la mirada.
El colgado nos presenta el mundo al revés y nos permite ver las cosas desde otra dimensión. Esta
es la gran tarea que se nos presenta hoy, tener una mirada distinta ante la crisis (estar colgado), y
para ello debemos hacerlo desde la quietud (manos amarradas), llego el momento del NO HACER,
de estar quietos, solo viviendo la crisis y observando desde otros puntos de vista, esto provocará
un quiebre en mí y en los demás y de ello me debo cuidar.
El Colgado (XII)
Esta carta nos viene a presentar un tremendo desafío, nos viene a preparar el camino para vivir la gran y
crisis, el gran cambio, nos prepara para vivir la muerte.
La postura del personaje en la carta tiene 3 objetivos:
1.- Que toda la energía fluya hacia la cabeza, es decir, saber (sabiduría), tomar las decisiones adecuadas.
2.- Poder mirar distinto, para así ponerse en el lugar del otro.
3.- Poder ser visto de manera distinta. (generar cambios en los otros).
Es una carta misteriosa y que asusta.
Las crisis son experiencias que nos hacen trascender.
Generar crisis en los demás.
Criticas: envidias disfrazadas.
El Colgado (XII)
Palabras Claves: Sacrificio, entrega, paciencia, iniciación, quietud, humildad, crisis, no hacer, otra
mirada.
Significado en una tirada: Cuando esta carta aparece en su lectura, es necesario cambiar de
postura, es momento de aquietar y solo mirar otras posibles soluciones o simplemente mirar con
otros ojos esto que me atormenta, solo así me puedo dejar ayudar, solo así logro superar la crisis.
La Muerte (XIII)
La Muerte (XIII)
Tarea: Cambio auto gestado, carta de transformación.
Carta que nos presenta el desafío de cambiar, y eso nos provoca miedo.
Termino y comienzo (la muerte física no constituye un final).
Anuncia la transformación y la nueva vida como un proceso desde lo mas profundo del ser humano, es
un cambio de estado, que nace desde la insondable mirada interior, del contacto con lo mas profundo,
tocando a fondo los huesos del alma.
Es la vida que se rearma sin prejuicio, estructurando nuevos proyectos y miradas, la imagen nos muestra
que el personaje camina al lado del río, es decir, de las emociones, todo cambio evoca a las mismas.
Es un cambio auto gestado, que yo mismo me impongo desde el conocimiento de mi ser.
Requiere mucha valentía, es más fácil afirmarse a lo conocido, por lo tanto debo aceptar el dolor que
significa dejar lo viejo.
La Muerte XIII)
Nace un ser integrado y reconciliado consigo mismo y la sociedad.
La plenitud de la vida exige esta renuncia, superar el miedo, porque si digo si a la muerte, estoy
diciendo si a mi propio desarrollo, entonces, al decir si a la muerte, estoy diciendo, si a la vida.

Palabras Claves: Cambio auto gestado, conocimiento del ser, aceptación, vida, renuncia,
superación de los miedos, emociones, cambio radical.
Significado en una tirada: Cuando esta carta aparece en su tirada, debe plantear su pregunta
con verdad absoluta, debe mirarse desde la verdad y adentrarse a sí mismo, debes haber
comenzado un camino de auto-conocimiento y sanación, debes descubrir a que debes morir.
La Templanza (XIV)
La Templanza (XIV)
Tarea: ser capaz de asumir la nueva posición en el mundo.
Esta carta es portadora de mensajes y de protección.
Es la armonía y la belleza tras el cambio vivido en La Muerte. La séptima tarea es la última y dice relación con el
resultado del cambio que he conducido yo mismo.
Claramente la carta nos habla de haber llegado a una meta, que no es otra que el acceso a la armonía. No estamos
hablando de equilibrio, pues ello está en la carta de la Justicia. Entendemos por equilibrio una situación que
siempre nos remite a un cierto orden apreciable desde el exterior. La armonía viene a ser el orden profundo. Se
refiere a la salud, ya que ella es la armonía del cuerpo. Cuando esa armonía se rompe, ya sea por causas
directamente físicas o de otro origen, aparece la enfermedad.
Esta realidad de La Templanza, puede que no sea fácilmente comprendida, porque lo que se está produciendo es un
equilibrio interior, diferente, que a la vista de los demás puede parecer desorden, pero que está basado en una
armonía perfecta. Y la armonía tiene que ver con una conexión profunda, con la simetría y la sincronía, con una
concordancia más fácil de sentir y reconocer, que de explicar.
La Templanza (XIV)
La gran tarea será entonces encontrar la armonía interior y la exterior. La persona es capaz de
sostener a la perfección lo que a otros parece imposible y en esa posición combinar
adecuadamente las energías.
Palabras Claves: Tolerancia, paciencia, templar excesos, consolidación, exactitud.
Significado en una tirada: Es el momento de revertir las cosas y las situaciones, todo será
perfecto, habrá arcoíris en la vida del consultante, en la medida en que sea capaz de asumir la
nueva posición en el mundo.